Público
Público

ACS pierde 1.100 millones hasta septiembre al ajustar el valor de su participación en Iberdrola

El grupo que preside Florentino Pérez planea seguir vendiendo activos para reducir su elevado endeudamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuertes provisiones llevadas a cabo sobre su participación en Iberdrola llevaron el lunes a la constructora ACS a anunciar unas pérdidas de 1.099 millones de euros pese a una cierta fortaleza operativa de sus cuentas gracias al crecimiento internacional. En términos comparables, excluyendo los factores no recurrentes en ambos años, el beneficio habría bajado un 14,7% a 555 millones de euros.

A nivel operativo, el grupo de construcción y servicios que preside Florentino Pérez logró elevar sus ventas un 56,3%, hasta los  28.468 millones de euros, por la incorporación de su filial alemana Hochtief y mejoró su resultado de explotación (Ebitda) un 51,5%, hasta los 2.320 millones, gracias a su expansión internacional. 'La incorporación de Hochtief y la expansión internacional del Grupo permiten que la actividad fuera de España represente el 82,6 por ciento de las ventas. Por su parte, la producción nacional ha caído un 22,3 por ciento', dijo el grupo de construcción y servicios en su nota de prensa.

Tras cancelar el dividendo a cuenta en junio, el grupo dijo que el flujo de caja neto de actividades operativas fue negativo en 30 millones de euros en los nueve primeros meses del año afectado por los problemas en la filial australiana de Hochtief, Leighton, que provocó 1.136 millones de euros por retrasos en varios proyectos mineros.

El principal caballo de batalla de ACS, la deuda, se redujo un 5% respecto a finales de septiembre de hace un año hasta los 9.214 millones de euros, aunque habría que añadir 3.311 millones de euros correspondientes a deuda de activos en venta. El grupo quiere cerrar 2012 con un ratio deuda/resultado operativo inferior a tres veces.

En una conferencia con analistas, el director general de ACS, Ángel García Altozano, indicó que esperan cerrar en los próximos meses la venta de alguno de estos activos, aunque no especificó cuáles ni por qué importe. En los últimos meses, ACS está llevando a cabo un proceso de venta de activos para reducir su apalancamiento, como demuestran las modificaciones llevadas a cabo en su participación en Iberdrola al ceder un 8% a Societé Generale con una opción de recompra a tres años, tras vender en mercado un 3,7% de la eléctrica con unas minusvalías de casi 600 millones de euros. Estas operaciones le han obligado a ajustar el valor de la participación de la eléctrica en su balance hasta los 5,6 euros por acción, frente a una cotización actual de 3,79 euros por título.

Más noticias en Política y Sociedad