Público
Público

¿Acuerdo con condiciones o sin ellas?

Rajoy y Monti consiguieron un acuerdo para aliviar la presión de los mercados sobre la deuda. En lo que no hay acuerdo es en si hay condiciones o no

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy y Mario Monti salieron victoriosos de la cumbre de Bruselas. Forzaron a sus socios europeos a aceptar que los fondos de rescate de la UE -el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y su sucesor, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que entra en vigor en julio- inyecten directamente dinero en los bancos en apuros sin necesidad de que ese prestámo pase por el Estado. Todo un triunfo, apunta gran parte de la prensa. Esa victoria, sin embargo, podría no ser absoluta: traerá condiciones, aunque, una vez más, los líderes de la UE no se ponen de acuerdo respecto a esta cuestión.

1. Qué han conseguido Rajoy y Monti

Asfixiadas por la crisis de la deuda, con la prima de riesgo disparada y al borde mismo de no poder financiarse por ellas mismas, España e Italia, acudieron a Bruselas con la única intención de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE acordarán alguna medida rápida, efectiva y concreta para relajar la tensión en los mercados. Pero Alemania prefería centrar la reunión en aprobar un plan de crecimiento de 120.000 millones de euros. Prioridades distintas. Así que Monti y Rajoy decidieron lanzar un órdago: vetar ese plan si no había algún anuncio que calmara a los mercados a corto plazo.

La amenaza surtió efecto: los países del Eurogrupo aprobaron de madrugada que los dos fondos de rescate inyecten directamente dinero a la banca. De esta manera se rompe 'el círculo vicioso entre bancos y emisores soberanos', según reza en la declaracion del Eurogrupo. Y así tampoco aumentará la deuda pública española por ayudar a los bancos, algo que el Gobierno español perseguía con ahínco.

Monti y Rajoy arrancaron otra concesión a sus socios europeos: que el FEEF al prestar los entre 51.000 y 62.000 millones que necesita la banca española pierda su condición de acreedor preferente, circunstancia que disgustaba a los inversores, temerosos quedar relegados a la hora de cobrar.

Además, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, anuncio que el Eurogrupo autorizará a partir de octubre un 'uso flexible' del fondo de rescate, del MEDE, para comprar en los mercados deuda pública de países en apuros. Otra medida encaminada a aliviar la presión sobre las primas de riesgo de España e Italia.

2. Condiciones sí, condiciones no

En su comparecencia ante la prensa, Rajoy insistió en su ya viejo discurso de que el acuerdo de Bruselas no implica condiciones macroeconómicas al país. Será la banca, arguyó Rajoy, la que tenga que hacer frente a las exigencias de Bruselas. El 9 de julio España tendrá que firmar el memorándum en el que se recogen las condiciones del rescate bancario: tiempo para pagar, intereses, cierre de sucursales, despidos, etc. Además, el BCE actuará como el supervisor único del sistema financiero. 

Pero no está claro que la condicionalidad se aplique sólo a la banca. El documento del Eurogrupo habla textualmente de 'condicionalidad adecuada [...] a nivel de toda la economía'. Sí parece claro que los países en apuros que soliciten al fondo de rescate que compre deuda pública tendrán que cumplir condiciones macroeconómicas. Tras el acuerdo de Bruselas la canciller alemana, Angela Merkel, también habló de condiciones, lo mismo que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. De hecho, desde Bruselas hace tiempo que a España se le reclama de forma insistente que suba el IVA. 

Merkel aseguró este viernes en Bruselas que el acuerdo para aliviar la presión sobre España e Italia y estabilizar el euro mantienen la 'condicionalidad y control' para garantizar que no habrá 'ninguna prestación sin contraprestación'. La canciller remite a un informe de la Comisión Europea para fijar esas condiciones. 

 

Más noticias en Política y Sociedad