Público
Público

Tohil Delgado Acusan al exsecretario general del Sindicato de Estudiantes de agredir a dos policías y piden tres años de cárcel para él

La acusación particular le acusa un delito de atentado contra la autoridad, pero la Fiscalía sólo solo le imputa una falta de lesiones y no pide ninguna pena ni multa para él. Él asegura que intentó impedir una redada racista. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Tohil Delgado en una imagen de archivo

El Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid juzgará el próximo 6 de junio al ex secretario general del Sindicato de Estudiantes Tohil Delgado, que se enfrenta a tres años de prisión acusado de un presunto delito de atentado contra la autoridad. 

Delgado se sentará en el banquillo de los acusados junto a otras seis personas más, por un presunto delito de atentado contra la autoridad que le imputa la acusación particular pues la Fiscalía solo le imputa una falta de lesiones y no pide ninguna pena ni multa para él.

Los hechos se remontan a la madrugada del 3  de octubre de 2010. En la calle La Oca, en el madrileño barrio de Carabanchel, dos policías requirieron la documentación a un hombre de nacionalidad ecuatoriana, que se negó al tiempo que increpó a los agentes como también hicieron las cuatro personas que le acompañaban, todos ellas de nacionalidad ecuatoriana.

En la zona se encontraba Tohil Delgado, quien casualmente pasaba por allí. Él asegura que podría haber mirado para otro lado, pero prefirió intentar impedir "la salvaje agresión" de un policía a una joven ecuatoriana de 21 años, que según él se estaba produciendo en ese momento. La versión policial es algo distinta: la acusación asegura que Tohil Delgado "cogió su teléfono móvil con el que trató de grabar la escena a la vez que gritaba a los agentes: 'Hijos de puta, sois unos mierdas'".

Inmediatamente, uno de los agentes se acercó a él para proceder a su identificación, iniciándose una persecución hasta finalmente ser alcanzado por el policía que lo trasladó hasta donde estaba su compañero, quien estaba siendo golpeado por los acusados.

No obstante, Delgado acusa a los agentes de ser ellos los que le golpearon y asegura contar con vídeos que respaldan su versión, según informa el sindicato de Estudiantes.

Ya con los agentes de refuerzo en el lugar, uno de los dos policías involucrado en los hechos se acercó a Tohil Delgado, que se encontraba junto a la pared custodiado, le golpeó y le tiró al suelo, lo que le provocó lesiones en el muslo y en la cara.

La Fiscalía acusa a los cinco ecuatorianos de delitos de atentado y hurto intentado, además de faltas de lesiones y contra el orden público, por lo que pide penas que oscilan entre uno y dos años de prisión. A Tohil Delgado solo le imputa una falta de lesiones como también hace con un policía.

Delgado también denuncia que pasó 39 horas en los calabozos sin agua ni comida antes de ser puesto en libertad.

Más noticias en Política y Sociedad