Público
Público

La adaptación teatral de "Todo sobre mi madre" entusiasma al elenco en Viena

EFE

El elenco que estrenará en Viena la adaptación teatral en alemán de la película de Pedro Almodóvar "Todo sobre mi madre" se ha mostrado entusiasmado por el desafío de llevar al escenario la rica y humana dramaturgia de esa historia.

"Creemos que el asunto que trata es universal, que nos atañe a todos", dijo a Efe el holandés Antoine Uitdehaag, director invitado para escenificar la obra que con su estreno, el 11 de septiembre próximo, abrirá la temporada del Volsktheater vienés.

Hoy concluyó la primera fase de los ensayos de la versión adaptada por Samuel Adamson al inglés y traducida al alemán por Frank Heibert, con el título "Alles über meine Mutter", sobre el mismo filme premiado con el Óscar como mejor película de habla no inglesa en 2000, y la segunda etapa se iniciará el 17 de agosto.

Uitdehaag cuenta que aceptó con entusiasmo el desafío planteado por el prestigioso teatro vienés, pues dice ser "un gran aficionado" a los filmes de Almodóvar y encontró que el texto de la adaptación inglesa, estrenada en Londres en 2007, es muy logrado.

"Por eso dije que sí y me alegré (...) Naturalmente la escenificación, cómo lo hacemos, será probablemente completamente diferente, pero el texto es el mismo", explica tras precisar que no ha visto la versión teatral londinense.

"Como director siempre prefiero no estar influido por la forma en que otros lo hicieron. Puedo pensar más tranquilamente como quiero hacerlo. Después, me gustaría verla", agregó.

"El filme claro que lo vi, pero hace tiempo, y en los últimos meses no lo he visto, ni quiero: tengo que ocuparme en hacerlo a mi manera aquí, en Viena, con estos actores".

Destaca que "Almodóvar empaquetó muchos temas en esta obra. En realidad, lo que encuentro más importante es cómo las personas luchan también después de una gran pérdida, cómo intentan seguir viviendo, cómo encuentran energía".

Considera que ese tema aparece especialmente en la figura de Manuela, la madre que pierde a su hijo, y asume "incluso lo que el hijo dejó como legado, la pregunta que tenía el niño, y el deseo de querer responder a esa pregunta: ir a la búsqueda de su padre".

Pero para el director son muchos los temas de la obra, que tiene además "una estructura compleja desde el punto de vista dramaturgo, pero interesante, con unas 36 escenas diferentes", por lo que es un reto contarla en el escenario, sin las posibilidades de montaje del cine. Requiere "pensarlo de nuevo, y pensarlo desde el teatro".

"No somos un pequeño escenario, tenemos 900 butacas. ¿Cómo es posible pasar de forma fluida de una escena a la otra?", se cuestiona el director, si bien reconoce que técnicamente tiene una rica experiencia pues ha dirigido ya grandes producciones en Alemania, Holanda y Austria.

Y "una gran experiencia" es para la actriz Vera Borek encarnar a Manuela, ya que considera que "la manera en que Almodóvar aborda el tema, con arquetipos de mujeres como la madre, la santa, la puta, la diva; es decir, permaneciendo siempre en grandes imágenes, es también muy apta para el teatro, no sólo para el cine".

"La interacción entre teatro y realidad, actuación y verdad, emociones puras con humor y exageración, es una gran tarea teatral y una gran experiencia", afirma a Efe.

Y Maria Bill se muestra inspirada de poder representar al personaje de Huma Rojo sin volver de momento a mirar la película original que vio hace ya un tiempo.

"No me acuerdo muy exactamente de los detalles. Ahora tengo el filme sobre mi escritorio, pero todavía quiero buscarme yo misma el papel, quizás afecte mi fantasía si lo veo ahora", dice.

El director de escenografía es Martin Kukulies, el vestuario está a cargo de Erika Landertinger, mientras que Michael Zerz se ocupa de la iluminación e Irene Girkinger, de la dramaturgia.

Más noticias de Política y Sociedad