Público
Público

Adelgazar reduce riesgo de asma en preescolares con sobrepeso

Reuters

Por Amy Norton

Los niños en edadpreescolar que tienen sobrepeso corren más riesgo de desarrollarasma a los 7 años, pero los padres no deberían preocuparse si suhijo logra adelgazar antes de esa edad, sugiere un nuevoestudio.

En más de 2.000 niños de Suecia controlados hasta los 8años, los que a los 7 tenían sobrepeso u obesidad (un IMC en elpercentilo 85 o superior) eran más propensos a tener asma quelos chicos delgados, independientemente de si años antes habíantenido sobrepeso o no.

De hecho, los niños obesos en el primer año de vida o a los4 años, pero no a los 7, no eran más propensos a desarrollarasma que los que siempre habían tenido un peso normal.

Los niños obesos en los primeros años de vida suelennormalizar su peso cuando comienzan la escuela, según explicó laautora principal, Jessica Ohman Magnusson, del InstitutoKarolinska de Estocolmo.

Pero si el peso extra se mantiene más allá de los 4 años,los padres deberían recibir ayuda para controlar de manerasaludable el peso de sus hijos, indicó la experta.

Varios estudios previos habían identificado una relaciónentre la obesidad infantil y el riesgo de desarrollar asma osíntomas respiratorios graves. Pero Magnusson señaló: "Nopodríamos decir que el sobrepeso está causalmente asociado conel asma".

Eso, según explicó, es porque los kilos de más al inicio dela niñez no estuvieron relacionados con el riesgo de desarrollarasma cuando los niños recuperaban su peso normal.

Es posible que otros factores, y no el peso, demuestren porqué los niños que siguen con sobrepeso tienen un mayor riesgoque el resto de desarrollar asma.

Como publica la revista Pediatrics, el 6 por ciento de lacohorte de 8 años tenía asma, comparado con el 10 por ciento delos niños con sobrepeso a los 7 años.

Cuando el equipo consideró los antecedentes familiares dealergia, tabaquismo materno durante el embarazo y otrosfactores, halló que tener sobrepeso a los 7 años de edad estabaasociado con el doble de riesgo de desarrollar asma, sinimportar el peso de los niños a los 4 años de edad.

Unos 300 participantes tuvieron sobrepeso en algún momentodel seguimiento, pero 122 niños siguieron con sobrepeso entre 1y los 7 años de edad.

De modo que, según la autora, los padres deberían comprenderque esos kilos de más no siempre persisten. Y que, según estosresultados, los niños a los que se les normaliza el peso notendrían riesgo de desarrollar asma.

FUENTE: Pediatrics, online 19 de diciembre del 2011