Público
Público

Una aerolínea de los inversores que pujan por Spanair sigue en el juzgado en Portugal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Justicia portuguesa aún no tiene fecha para resolver el caso de insolvencia, abierto hace más de un año, de la aerolínea lusa Air Luxor, cuyos dueños negocian la compra a SAS de la compañía española Spanair.

Fuentes del Tribunal de Comercio de Lisboa, encargado del caso, confirmaron hoy a Efe que el proceso judicial sigue abierto y que está lejos todavía la fecha de una resolución, que deberá aclarar si los anterior o actuales administradores de la empresa fueron responsables dolosos de la insolvencia en que se encuentra.

En el contencioso, la Fiscalía portuguesa entiende que se dio una situación de "insolvencia culposa", según divulgó hoy el diario lisboeta Público.

La legislación lusa califica de "culposos" los casos de insolvencia creados o agravados como consecuencia de la actuación del deudor o los administradores de una sociedad en los tres años anteriores a la generación de los impagos.

El Instituto Nacional de Aviación Civil de Portugal (INAC) retiró a finales de 2006 la licencia de transporte a Air Luxor por graves problemas financieros, lo que dio lugar al proceso judicial que se sigue en el Tribunal de Comercio de Lisboa.

El propietario de Air Luxor, el fondo Longstock Financial, tiene casi cerrada la compra de Spanair, según declaró el lunes a un diario portugués el presidente del fondo, Vítor Pinto da Costa.

"Público" señaló hoy que Pinto da Costa está al frente de Air Luxor desde que una de sus empresas, Biorecolhe, adquirió la aerolínea al grupo Mirpuri en 2006, sólo unos meses antes de que perdiera la licencia.

El empresario portugués controla también una empresa de aviación regional lusa, Aerocondor, que según el rotativo es investigada por las autoridades para verificar si cumple la normativa comunitaria de que más de la mitad de su capital esté en manos de accionistas europeos.

Fuentes de la Asociación Portuguesa de Fondos de Inversión, Pensiones y Patrimonios (APFIPP) consultadas por Efe señalaron que Longstock Financial no aparece en sus registros, aunque puede estar gestionado por ciudadanos lusos sin estar registrado en Portugal.

Pinto da Costa volvió a declarar en exclusiva a "Diario Económico" de Lisboa que la compra de Spanair está muy cerca pero sigue pendiente de negociaciones de última hora.

Según el empresario luso, SAS exige el adelantó de 100 millones de euros para cerrar la operación, pero esa cantidad podría perderla el comprador en el caso de que la operación no salga adelante por cualquier razón.

Sobre el interés de Iberia por adquirir también Spanair, el empresario afirmó que la propuesta de la aerolínea española incluye el pago de 300 millones de euros y la asunción de la deuda de la compañía, mientras su fondo ofrece 450 millones por la empresa pero libre de deuda.

Pinto da Costa aseguró desconocer que los empleados de Spanair no simpaticen con su oferta y subrayó que ésta prevé el mantenimiento de los puestos de trabajo.