Público
Público

Afganistán crea una unidad policial anticorrupción y planea una corte especial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades afganas anunciaron hoy la creación de una unidad policial para investigar los grandes casos de corrupción en el país y afirmaron que están planeando formar una corte especial para castigar este delito.

En una rueda de prensa en Kabul, el ministro afgano del Interior, Mohamed Hanif Atmar, explicó que su departamento, junto a los servicios secretos (NSD), llevaba ya un año trabajando para crear este cuerpo con el propósito de luchar contra "grandes casos de corrupción".

El anuncio llega después de severas críticas de las potencias extranjeras durante las últimas semanas contra el Gobierno del presidente afgano, Hamid Karzai, a quien se le ha exigido mayores esfuerzos en la lucha contra la corrupción

El jefe de los servicios secretos afganos, Armullah Saleh, explicó a los medios que decenas de agentes han sido entrenados bajo supervisión afgana y extranjera para crear esta brigada, que podrá investigar casos de corrupción en las altas esferas, obtendrá información sobre delitos económicos y hará detenciones cuando sea necesario.

Atmar y Saleh comparecieron ante la prensa junto al fiscal general del Estado, Mohamed Ishaq Aloko; el presidente del Tribunal Supremo, Abdul Salam Azimi, y los embajadores del Reino Unido, Mark Sidwell, y de Estados Unidos, Karl Eikenberry.

Aloko aseguró que la Fiscalía está trabajando junto al Tribunal Supremo para formar "en breve" una corte especial que entenderá en casos de "corrupción administrativa", aunque no especificó en qué plazo.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, ya había exigido al Gobierno afgano establecer una comisión anticorrupción y un tribunal para castigar los grandes crímenes.

Durante el acto, Sidwell y Eikenberry aprobaron la iniciativa del Gobierno.

El embajador estadounidense en Kabul le había al presidente Barack Obama su preocupación ante el eventual despliegue adicional de tropas sin que Afganistán se comprometa a combatir la corrupción, según medios de EEUU.

Así lo había solicitado el jefe de las tropas extranjeras en Afganistán, el general Stanley McChrystal, que estima que unos 40.000 soldados más son necesarios para hacer frente a la insurgencia talibán.

Por el momento, el Gobierno de EEUU ha condicionado el envío de más tropas a la existencia de un "socio creíble" al frente de Afganistán, aunque Karzai prometió en su primer discurso tras la renovación de su mandato luchar contra la corrupción.

El narcotráfico es una de las grandes fuentes de corrupción en Afganistán, donde la insurgencia talibán financia su acción armada en buena parte gracias al cultivo de opio, sobre todo en el tercio meridional del país.

Más noticias en Política y Sociedad