Público
Público

Aguirre presume de no financiar "talleres para masturbarse"

Asegura que los contratos menores adjudicados por la Comunidad son para "flores" y "lavandería"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha defendido en la Asamblea de Madrid los contratos menores adjudicados por su Gobierno y que presuntamente eran los que se adjudicaron a las empresas de la trama Gürtel.

Según Aguirre estos contratos se usaron para 'la lavandería de manteles y servilletas, para peajes de los coches oficiales, coronas de flores, comidas de escoltas o para cambiar un cristal cuando se rompe'. 

Respondía Aguirre así a la pregunta de la portavoz de Izquierda Unida en la Asamblea, Inés Sabanés, en la que le exigía 'control' sobre esos contratos. 'Todos esos contratos responden a actividades y servicios que se han realizado', ha asegurado Aguirre. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha argumentado que esos contratos están a disposición del PSOE y de IU y ha defendido que 'nunca se van a encontrar aquí cosas que no debe hacer una Administración seria'. Para rematar su respuesta, Aguirre ha ironizado al insistir que 'lo que no van a encontrar aquí son los talleres para aprender a masturbarse', en referencia a los talleres sexuales que financiará la Junta de Extremadura. 

'¿Qué va a hacer usted además de esperar la siguiente andanada judicial?', ha insistido Sabanés. La portavoz de IU ha pedido que se abra una 'auditoría interna y una fiscalización especifica global y con recomendaciones a la Cámara de Cuentas' que contara con el acuerdo de toda la Asamblea, porque según Sabanés 'hoy sabemos que existió una trama organizada' para obtener esos contratos eludiendo los controles. 

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha sostenido que todos los contratos que adjudicó la Comunidad eran 'legales' y que la utilización de contratos menores está 'generalizada en el conjunto de las adminsitraciones'. Para González, esta fórmula 'no tiene nada que ver con que alguien quiera beneficiarse por detrás'. 

'Son contrataciones correctas y hechas perfectamente' se ha defendido González, que ha querido separar la 'actitud reprobable' de ciertas personas de lo que considera 'una actuación legal'. 

Además, González ha comparado el caso Gürtel con el caso Roldán y ha dicho que nadie acusó al ministro del Interior en aquel momento de ser 'un chorizo'. 'El veía contratos perfectamente fiscalizados y la obra se hacía y la casa cuartel estaba, pero el señor Roldán se lo llevaba', argumentó el vicepresidente.

Más noticias en Política y Sociedad