Público
Público

Ahorcan en público a un iraní acusado de haber violado a una mujer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades iraníes han ejecutado en público a un hombre de 24 años condenado a la pena capital por haber violado a una mujer, informa hoy el diario conservador "Keyhan".

Según el rotativo, el reo, identificado sólo con las siglas A.B., fue ahorcado al amanecer del domingo en los aledaños de la plaza de Velayat, en la ciudad de Ghaem Shahr, en la provincia septentrional de Mazandarán.

El ahorcado "había sido condenado a muerte a mediados de julio de 2007 por el tribunal penal" de esa provincia, explicó el fiscal general y revolucionario de la citada localidad, Hosein Eshghi,

"Era taxista y tenía antecedentes penales. Había secuestrado, en colaboración con otras dos personas a la víctima, que había viajado a Ghaem Shahr para visitar a su madre enferma. La llevó a un bosque donde la violó", agregó el fiscal, cuyas palabras reproduce el diario.

Esta es la tercera pena capital que las autoridades iraníes ejecutan en los últimos cuatro días, después de que el pasado jueves ahorcaran en la provincia de Hamedan, al oeste de Teherán, a dos hombres acusados de haber secuestrado, violado y asesinado a una niña de 8 años.

La ejecución pública era un procedimiento muy habitual en los primeros tiempos de la República Islámica -fundada en 1979- pero en los últimos años había sido confinada a los patios de las cárceles para tratar de mejorar la imagen del país.

Sin embargo, en las últimas semanas se ha vuelto a informar de castigos físicos -como latigazos- y de ejecuciones en las calles del país.

Además, el jefe de la Brigada de la Policía criminal, Asghar Yafari, pidió la semana pasada que se recurriera de nuevo a la amputación de miembros para castigar a los ladrones y disuadir a la población.

En Irán rige una interpretación de la ley islámica o Sharía que condena a la pena capital a los asesinos, a los violadores, a los narcotraficantes y a aquellos que atenten contra la ley de Alá y la República Islámica.

Según las estadísticas que maneja la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI), Irán es, con más de 300 ahorcamientos al año, el segundo país del mundo que más ejecuciones realiza, sólo por detrás de China y por delante de Arabia Saudí y Estados Unidos.

El sábado, la citada organización hizo un llamamiento para evitar el posible ahorcamiento de Shirkuj Moarefi, un activista político kurdo de 24 años que el pasado jueves fue trasladado a una celda de aislamiento.

Según AI, Moarefi fue condenado a muerte hace un año por su actividad política y podría ser ejecutado en los próximos días.

Más noticias en Política y Sociedad