Público
Público

Al Asad niega que Siria intervenga en los asuntos internos libaneses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente sirio, Bachar al Asad, rechazó hoy las acusaciones lanzadas contra su régimen de intervenir en los asuntos internos libaneses e insistió en su compromiso con la estabilidad de este país.

Durante su intervención en la jornada inaugural de la vigésima cumbre de la Liga Árabe, Al Asad mostró también su preocupación por la división interna libanesa y subrayó que la clave para solucionar la crisis está en manos de los propios libaneses.

"Las presiones sobre Siria desde hace más de un año y que han aumentado en los últimos meses, son para que Siria intervenga en líbano", dijo el líder sirio, que negó cualquier intervención en el país.

Líbano ha boicoteado la cumbre, después de que su Gobierno acusara a Siria de entorpecer la elección presidencial con su apoyo a la oposición liderada por Hizbulá, que exige tener un tercio más uno de las carteras ministeriales, para poder tener derecho a veto.

Egipto y Arabia Saudí, dos países clave en la región, han enviado representantes de bajo rango después de reprochar a Siria que no hubiera conseguido la elección de un nuevo presidente en Líbano antes de la reunión.

"Estamos dispuestos a ayudar a líbano siempre que la solución se base en su unidad", dijo al Asad para quien los libaneses poseen su país, su constitución y sus instituciones para resolver sus problemas.

Asimismo, dijo que cualquier intervención se limitaría únicamente al consejo.

Por otro lado, durante su intervención mostró su apoyo a la iniciativa yemení para el diálogo palestino anunciada hace una semana y declaró que la consecución de un acuerdo entre los nacionalistas de Fatah y los islamista de Hamás ha de ser prioritario.

Además, acusó a Israel de responder a las cumbres sobre Oriente Próximo y al apoyo de Siria a la paz con "masacres y agresiones" perpetradas "bajo la mirada del mundo" y sin tomar en cuenta a los árabes.

En cuanto a sus relaciones con Israel dijo que la paz no se logrará hasta el "retorno total del Golán" territorio sirio ocupado por Israel en la guerra árabe-israelí de los Seis Días, en 1967.