Público
Público

Al menos 45 muertos en una operación del Ejército paquistaní contra insurgentes en el valle del Swat

EFE

Al menos 45 insurgentes han muerto en tres días de operación del Ejército paquistaní en el norteño valle del Swat (norte de Pakistán), dijo hoy a Efe un portavoz militar, que rehusó confirmar informaciones sobre la muerte de 13 civiles.

La operación comenzó el lunes pasado, tras una emboscada de los talibanes locales que causó dos muertos entre las fuerzas de seguridad, en las áreas de Kabal y Mata del valle de Swat, en la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP).

El portavoz Murat Khan explicó a Efe que los soldados paquistaníes han recibido también hoy fuego talibán, aunque no se han registrado combates ni víctimas mortales.

Según informó hoy la cadena privada "Geo TV", en la región de Kabal, situada en Swat, 13 civiles perdieron la vida cuando dos viviendas recibieron fuego de mortero durante la operación militar, aunque Khan señaló que el Ejército no tiene información sobre estas muertes.

Otro portavoz, no obstante, sí informó de que ayer, miércoles, perdieron la vida tres civiles por fuego de mortero, aunque dijo que no podía confirmar si fue del Ejército o de los talibanes.

Khan añadió que anoche las tropas paquistaníes atacaron escondites y puestos policiales controlados por los insurgentes, que el pasado 29 de julio capturaron a unos 25 policías y soldados paquistaníes.

Además de los capturados, las fuerzas de seguridad han perdido cinco hombres en la operación, en la que otros 14 han resultado heridos.

Khan dijo que un gran número de insurgentes han resultado heridos durante la operación, y confirmó que en los pasados dos días el intercambio de fuego entre las tropas y los talibanes fue constante.

Según "Geo", nuevos contingentes de fuerzas de seguridad paquistaníes se han desplegado en las áreas de Mata y Kabal.

Aunque el pasado mes de mayo el Gobierno firmó un acuerdo de paz con el grupo integrista Tehrik-e-Taliban, el valle ha continuado siendo escenario de combates, sobre todo en los últimos días.

En el norte y el noroeste de Pakistán, las fuerzas de seguridad mantienen continuos enfrentamientos con los talibanes locales, en especial en las conflictivas áreas tribales que bordean Afganistán.

Las conversaciones que ha emprendido el Gobierno paquistaní con las tribus pastunes no han servido de momento para acabar con la violencia que azota a esta volátil región.

Más noticias de Política y Sociedad