Público
Público

Al menos 5 muertos y más de 200 heridos tras varias explosiones en un depósito de municiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias explosiones en un depósito de municiones cerca de la capital albanesa causaron hoy al menos cinco muertos y unos 245 heridos, ocho de ellos en estado crítico, informaron canales locales de televisión.

Entre los heridos hay varios empleados de una compañía estadounidense contratada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para desactivar municiones antiguas y que se encontraban trabajando en el almacén militar de Gerdec, a 25 kilómetros de Tirana, cuando se produjo la detonación.

Además, un ciudadano italiano resultó herido por la onda expansiva cuando viajaba en un autobús de Tirana a la ciudad de Durres.

Alrededor de una cincuentena de personas de la población afectada que buscaban refugio tras la explosión podrían estar aún atrapadas entre los escombros, según medios locales.

Horas después de los hechos, ocurridos a las 11.50 hora local (10.50 GMT), la situación seguía siendo caótica y se temía que aumentara el número de víctimas.

Un canal local de televisión aseguró que hay proyectiles esparcidos en un radio de dos kilómetros en torno al polvorín y parece que ha pasado un "tornado" por la zona afectada.

En una primera reacción, el jefe del Gobierno albanés, Sali Berisha, dijo que este incidente "puede convertirse en una tragedia porque había más gente trabajando en el lugar de la explosión".

Las explosiones se sucedieron durante dos horas, ya que la deflagración causó una serie de detonaciones en cadena, aunque de menor intensidad.

Los heridos fueron trasladados al hospital de Durres, la clínica militar de Tirana y el Hospital Madre Teresa de la capital albanesa.

Varios supervivientes dijeron a Berisha, durante su visita al hospital militar de Tirana, que había tres grupos, de 21 efectivos cada uno, en el interior de los barracones militares.

No obstante, el ministro albanés de Sanidad, Nard Ndoka, informó de que los heridos son sobre todo civiles, y agregó que la explosión se sintió también en la propia Tirana.

Según imágenes de la cadena privada "Top Channel", en varios centros hospitalarios se formaron largas colas de ciudadanos que querían donar sangre.

Otros testigos relataron que algunos de los heridos eran vecinos de casas adyacentes al depósito de municiones.

La ministra griega de Asuntos Exteriores, Dora Bakoyannis, llamó a su colega albanés y le ofreció medicinas y aviones para trasladar heridos a Grecia.

Asimismo, el titular macedonio de Asuntos Exteriores, Antonio Milososki, que se encontraba de visita en Albania, acudió a un hospital para ver a los heridos y donar sangre.

Durante la época comunista, que terminó en 1990, en Albania se construyeron numerosos depósitos de municiones en todo el país.