Público
Público

Al Qaeda reitera que ejecutará a los austríacos en Túnez, mientras dialoga con la embajadora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La organización terrorista Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) reiteró hoy su amenaza de ejecutar a los dos turistas austríacos que secuestró en Túnez si algún país intenta liberarlos, mientras que un diario argelino asegura que la embajadora de Austria en Argel está negociando con los captores.

En un comunicado publicado en internet, AQMI advierte de nuevo de que "toda intervención militar para liberar a los rehenes (en su poder desde el pasado 22 de febrero) estará destinada al fracaso y llevará a su ejecución inmediata".

El mensaje confirma además que "a petición del negociador", los secuestradores han acordado la prolongación del ultimátum en una semana -que empieza a contar desde la medianoche del lunes- como "última oportunidad" para que sean satisfechas sus reivindicaciones.

"Los muyaidines (combatientes) achacan a Austria, a Túnez y a Argelia la responsabilidad de la vida de los dos rehenes, si el ultimátum expira sin que sus exigencias sean satisfechas", indica el comunicado, firmado por la célula de comunicación de AQMI.

Los secuestradores habían fijado el pasado jueves un plazo de tres días para la liberación de varios dirigentes de la rama magrebí de Al Qaeda encarcelados en Argelia y Túnez, que concluyó la medianoche del domingo.

Por otro lado, el diario argelino en árabe "Annahar" afirma hoy que los captores están en contacto con la embajadora de Austria en Argel, Silvia Meyer, y que es con ella con la que se lleva a cabo la negociación.

La misma fuente asegura que la secretaria de la embajadora, de nacionalidad argelina, recoge las llamadas telefónicas de los secuestradores y traduce su contenido a la diplomática.

El diario señala que fue Meyer quien pidió a los captores prolongar el ultimátum y que les ha asegurado que el Ejército argelino no intervendrá para liberar a los rehenes.

Asimismo, "Annahar" indica que los secuestradores han renunciado finalmente a la reivindicación de la liberación de los activistas presos de AQMI para centrarse en la negociación del cobro de un rescate.

Las negociaciones no han registrado avances significativos en las últimas horas, según el diario, el cual afirma que los captores han rechazado el contacto con los enviados del Gobierno austríaco y prefieren la vía de la embajadora en Argel.

El Gobierno austríaco envió el sábado a Mali al ex diplomático Anton Prohaska, que se ha entrevistado con el presidente de ese país, Amadou Toumani Touré.

Según varias fuentes, el comando de AQMI que secuestró a los austríacos ha conseguido llegar a 150 kilómetros de la localidad de Kidal, en el norte de Mali, una zona controlada por la tribu tuareg de los barbiches.