Público
Público

Alan García busca en Japón pasar página al caso Fujimori

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Perú, Alan García, llegó hoy a Japón en una visita oficial de tres días destinada a pasar página a años de distanciamiento por el caso Fujimori y reactivar la inversión nipona hacia su país.

Aunque el viaje oficial se prolongará hasta el martes, será mañana el día que concentre la actividad del presidente peruano, pues será recibido en audiencia por el emperador Akihito, asistirá a un seminario para promover la inversión en Perú y se entrevistará con el primer ministro, Yasuo Fukuda, y responsables económicos.

Alan García llegó a Tokio con cinco ministros y 26 empresarios, signo de la importancia que se otorga a esta visita, la primera a Japón de un mandatario peruano desde la realizada en 1999 por Alberto Fujimori quien un año después, al refugiarse en Japón hasta 2005, se convirtió en una seria causa de fricción para ambos países.

El objetivo del mandatario peruano es dejar atrás esos cinco años de relaciones bilaterales prácticamente congeladas, promover la inversión nipona, especialmente en el sector de la energía, y desbloquear una serie de créditos japoneses.

El ministro peruano de Relaciones Exteriores, José Antonio García Belaúnde, quien lo acompaña en esta gira, ha señalado que con este viaje se trata de "dar vuelta a la página" a una relación que "se fujimorizó" durante años.

Un portavoz oficial nipón dijo a Efe que a "Japón y a las empresas japonesas les interesa operar en Perú", sobre todo por su necesidad de garantizarse un suministro de recursos naturales, y calificó a Perú de "viejo amigo", pues fue el primer país de América Latina con el que estableció relaciones diplomáticas, en 1873.

El portavoz japonés, sin embargo, no quiso hablar del caso Fujimori, más allá de señalar que "el Ejecutivo japonés sigue con atención los acontecimientos del procedimiento judicial" del ex presidente en Perú.

Actualmente Alberto Fujimori, quien gobernó Perú entre 1990 y 2000, está siendo procesado en Lima después de ser extraditado en septiembre de 2007 por Chile.

Tras descubrirse una enorme red de corrupción dirigida por su asesor Vladimiro Montesinos, Fujimori, con doble nacionalidad peruana y nipona, se refugió en Tokio desde 2000 a 2005, y Japón, aunque molesto con la situación, se negó siempre a extraditarlo, lo que causó problemas con Perú.

Hoy no está prevista ninguna actividad oficial de Alan García en Tokio, donde llegó en un avión comercial junto a los ministros de Relaciones Exteriores; Agricultura, Ismael Benavides; Comercio Exterior y Turismo, Mercedes Araoz; Energía y Minas, Juan Valdivia, y Vivienda, Construcción y Saneamiento, Enrique Cornejo.

Coincidiendo con su visita, mañana se reunirá, por primera vez en ocho años, el Comité Empresarial Peruano-Japonés (CEPEJA), que será inaugurado a primera hora por la ministra de Comercio Exterior Araoz, mientras el presidente mantiene diversas reuniones en su hotel, destinadas a facilitar el comercio y créditos.

El presidente de Perú se reunirá mañana con los responsables del JBIC, Agencia de Comercio Exterior de Japón (JETRO) y el Banco de Cooperación Internacional de Japón (JBIC), y será invitado a un almuerzo en el Palacio Imperial por el emperador japonés.

Por la tarde, Alan García será el principal orador de un simposio sobre las relaciones económicas entre Japón y Perú, antes de reunirse con Fukuda, con quien celebrará además una cena de trabajo.

El portavoz del Gobierno japonés explicó a Efe que Fukuda y García firmarán una declaración sobre el medio ambiente y que otro de los asuntos a debate será la cooperación sobre la reconstrucción en casos de terremoto, que ambos países han sufrido en el pasado.