Público
Público

Alan García se reúne hoy con el Emperador y con el primer ministro de Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Perú, Alan García, cumple hoy su primera jornada de actividad oficial de su visita a Japón, en la que se entrevistará con el Emperador Akihito y con el primer ministro, Yasuo Fukuda.

García, que llegó ayer por la tarde a Tokio, comenzó la jornada a primera hora con entrevistas privadas en su hotel con los responsables del Banco de Cooperación Internacional de Japón (JBIC) y la Agencia de Comercio Exterior de Japón (JETRO).

Está previsto además que después sea recibido en audiencia por el Emperador Akihito y celebre con él un almuerzo en el Palacio Imperial.

Por la tarde, Alan García será el principal orador de un simposio sobre la oportunidad de inversión en Perú, en el que estará asistido por los cinco ministros que le acompañan en esta gira por Japón y China, los de Relaciones Exteriores, Agricultura, Comercio Exterior y Turismo, Energía y Minas, y Vivienda, Construcción y Saneamiento.

A última hora del día, el presidente peruano se entrevistará con el primer ministro japonés, con quien firmará una declaración sobre el medio ambiente.

Un portavoz del Ejecutivo nipón dijo a EFE que durante esta visita oficial, de tres días, se debatirá el inicio de un posible acuerdo de protección a la inversión, pues Japón está interesado en garantizarse un suministro estable de recursos naturales.

El viaje a Japón de Alan García concluirá mañana, con una entrevista con el vicepresidente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), tras lo que partirá a primera hora de la tarde hacia China, donde permanecerá hasta el viernes.

Esta es la primera visita oficial a Tokio de un presidente peruano en casi una década, desde la que realizó en 1999 Alberto Fujimori quien un año después, al refugiarse en Japón hasta 2005, se convirtió en una seria causa de fricción para ambos países.

En una entrevista con el diario "Asahi", realizada en Lima antes de su viaje, Alan García señaló que su interés es "recuperar el tiempo perdido" en la relación con Japón, que quedó "debilitada" durante el Gobierno de Alejandro Toledo al negarse Tokio a extraditar a Fujimori durante los cinco años que estuvo aquí refugiado, de 2000 a 2005.

El objetivo del mandatario peruano es dejar atrás esos cinco años de relaciones bilaterales prácticamente congeladas, promover la inversión nipona, especialmente en el sector de la energía y la minería, y desbloquear una serie de créditos japoneses.

Según el Ministerio de Finanzas japonés, las exportaciones de Japón a Perú sumaron 1.323,9 millones de dólares (851 millones de euros) en 2006, por unas importaciones de 381,3 millones de dólares (245 millones de euros).

Perú fue el primer país de Latinoamérica en establecer relaciones diplomáticas con Japón en 1873, y acoge en la actualidad la tercera comunidad nipona en el exterior, con 90.000 descendientes de japoneses.