Público
Público

Alberto San Juan, un hombre con la crisis de los 40 en "La vergüenza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de conseguir el Goya como mejor actor por la película "Bajo las estrellas", Alberto San Juan afronta ahora un personaje con el que dice identificarse "mucho" en su nueva película, "La vergüenza", en la que da vida a un hombre "progresista, de cuarenta años y que está en crisis".

"La vergüenza", que se rueda actualmente con David Planell al mando del equipo, es un drama "intimista" sobre los conflictos que surgen en una pareja, a la que dan vida Alberto San Juan y Natalia Mateo, cuando deciden adoptar a un niño peruano.

San Juan ha explicado que su personaje "está en crisis y se cuestiona si, a sus cuarenta años, va a ser capaz de cuidar de un hijo, porque no sabe si es capaz de cuidar de sí mismo".

"Me identifico mucho con el personaje, porque pasa por una especie de crisis de los 40, como yo, aunque mi vida ha sido una continua crisis, que empezó cuando pasé de la infancia a la madurez", ha afirmado entre risas San Juan, quien entró en la cuarentena el pasado 11 de enero.

El protagonista de "Días de cine" y "Bajo las estrellas" ha asegurado que una de las cosas que más le gustaron del guión de esta película es "que retrata las crisis en la que vivimos las personas, una crisis que realmente está en el entorno, porque vivimos en una sociedad que no ha madurado, que no ofrece ayuda, ni cooperación, y en la que el individuo está bastante perdido".

"Además, es una historia que refleja con valentía lo que me pasa a mí -aunque no ha querido dar detalles- y que está muy bien construida desde el punto de vista formal, que es trepidante, emocionante, que te vuelca por dentro", ha afirmado San Juan.

El director de "La vergüenza", David Planell, quien ha trabajado como guionista de televisión durante más de una década y en filmes como "Siete mesas de billar francés", afronta ahora su primer largometraje como director con un guión algo autobiográfico.

"Realmente, Alberto es mi representación en la pantalla, algo que me alegra porque él entendió muy bien la historia desde el principio, y, además, que haga de mí alguien que es guapo y que tiene un aspecto saludable también me parece bastante positivo", ha bromeado Planell.

El propio director ha destacado la ventajas de tener como protagonista de su primera película al que, según la Academia de Cine, ha sido el mejor intérprete masculino de 2007 porque "La vergüenza" es una película "extraña, de autor, de tonos raros, con sobresaltos, planos secuencia, con un formato cercano al teatro, y en el que recae un gran peso sobre Alberto".