Público
Público

Alejandro Blanco, reelegido presidente del COE

Con 151 votos emitidos, 141 han sido a favor y tan sólo diez fueron en blanco

EFE

Alejandro Blanco ha sido reelegido en su cargo de presidente del Comité Olímpico Español (COE) durante la Asamblea General Extraordinaria de dicho organismo. Con 151 votos emitidos, 141 han sido a favor y tan sólo diez fueron en blanco.

De este modo, Blanco seguirá cuatro años más al frente del COE, al que llegó en septiembre de 2005, después de un proceso electoral en el que fue el único candidato que se presentó a las urnas, que decidieron por mayoría absoluta su continuidad hasta 2013.

Entre sus retos en el próximo mandato figuran la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2016, un distintivo de 'ayuntamiento olímpico' y el impulso para que las localidades que acogieron en su día unos Juegos sean designadas 'Patrimonio de la Humanidad'.

El presidente electo, que espera "responder a la confianza depositada", comenzó su discurso felicitando a la familia olímpica española, pues "más del 90 por ciento de objetivos se ha cumplido en estos cuatro años" destacando entre los mismos "los éxitos del deporte español tanto en Pekín como en las distintas competicioes", además de otros proyectos como la puesta en marcha de la Oficina del Deportista o el el Código Etico del COE.

Blanco, que felicitó "a los tres nuevos presidentes de Federaciones Internacionales", avisó que en esta nueva etapa "los objetivos variarán mucho", aunque "no dejarán de pasar por ampliar e impulsar los valores olímpismo, velando por el respeto de la Carta Olímpica y el desarrollo del deporte a todos los niveles".

Así, el máximo responsable olímpico español presentó "un programa de doce puntos para este nuevo periplo, que debe ser de especial importancia y recorrido para la candidatura de Madrid 2016, además de para otras citas, desde los Juegos del Mediterráneo en Pescara, que es lo más reciente, hasta la candidatura de Tarragona a los mismos en 2017", presentada precisamente hoy al COE en el último punto de la Asamblea ordinaria.

Sobre esta, Blanco resaltó la responsabilidad de su organismo, ya que "le corresponde designar la única ciudad candidata para los Juegos Mediterraneo". Por ello, debe tratarse de "un hecho excepcional". "Queremos que todo proyecto presentado sea bueno, riguroso y, más allá de la victoria, deje en buen lugar a España, por eso apoyamos a Tarragona 2017", señaló sobre la candidatura, aprobada por los miembros del COE por unanimidad.

Antes, la próxima semana pasará su reválida Madrid 2016, "la candidatura de todos nosotros", afirmó, con la visita de la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional. "Tenemos una gran candidatura, consolidada y respaldada por las Administraciones y de forma popular. ¿Qué si vamos a ganar? No lo sé, pero sí sé que nuestra opción es la mejor y vamos como un gran deportista con la ilusión y la marca suficiente para ser campeones, pero luego la competición dirá", advirtió.

Del mismo modo, Blanco se detuvo en algunos de sus objetivos para este ciclo como "la creación del distintivo de 'Ayuntamiento Olímpico' a través del acuerdo logrado con la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) y la agilización de los trámites para que las ciudades que acogieron en su día unos Juegos sean consideradas 'patrimonio de la Humanidad', así como la creación de "cinco nuevas 'Ciudades Olímpicas' en Murcia, Granada, Dos Hermanas, Gandía y Boadilla, que está a punto de cerrarse", adelantó.

La difusión de los valores del Olimpismo en centros escolares y universidades, la puesta en marcha de nuevas campañas de integración social, el crecimiento de la 'Oficina del deportista' y el "apoyo máximo" a las distintas Federaciones y deportistas en todas sus necesidades también fueron enumerados como parte de su programa en el que cuenta con la renovación de los convenios alcanzados con USP Hospitales, NH Hoteles, Televisión Española y diversas universidades públicas y privadas.

Más noticias de Política y Sociedad