Público
Público

Alemania encarcela a la española que huyó con su hijo alegando malos tratos

La mujer, acusada de secuestro, fue extraditada este viernes por España. No denunció a su esposo en el país germano porque estuvo "mal asesorada", dicen sus parientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Justicia alemana ha decretado este sábado el ingreso en prisión de la joven canaria Minerva Marrero, acusada de secuestrar a su hijo de cuatro años tras volver con él a España y ser denunciada por su marido, ha indicado su hermana, Teresa Marrero.

Minerva Marrero fue extraditada este viernes desde España a Alemania y pasó la noche en el calabozo de una comisaría de Múnich, donde un juez de guardia le tomó declaración este sábado y decidió su ingreso en prisión.

Uno de los argumentos esgrimidos por el juez para decidir su encarcelamiento ha sido que ella no se ha presentado voluntariamente ante la Justicia alemana, ha explicado su hermana.

Cuando estaba en libertad en Las Palmas de Gran Canaria, Minerva Marrero, de 26 años, le planteó al abogado que entonces llevaba su caso la posibilidad de presentarse de manera voluntaria ante la Justicia alemana, pero él le recomendó que no lo hiciera y le aseguró que no sería extraditada, previsión que no se ha cumplido, ha lamentado Teresa Marrero.

Tras su ingreso en la cárcel, está previsto que un juez de guardia vuelva a tomarle declaración la semana que viene, en fecha aún sin precisar.

Para la posible puesta en libertad de Minerva Marrero, el juez ha exigido que ella tenga una residencia en Alemania para que no exista riesgo de fuga, pero como sus familiares no disponen de dinero para ello, tienen previsto solicitar a la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, que les ayude, ha indicado Teresa Marrero.

Minerva Marrero se encuentra en prisión después de que su marido, ciudadano español con doble nacionalidad, la denunciase por secuestro del menor ante un juzgado de Múnich después de que ella regresase a Canarias con el niño a mediados de julio pasado.

La mujer fue detenida el pasado 7 de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria por orden de la Fiscalía de Múnich y permaneció en prisión preventiva hasta este viernes en la cárcel Las Palmas II, desde donde fue extraditada a Alemania.

Ella asegura haber sufrido malos tratos por parte de su esposo, pero no llegó a presentar denuncia alguna ante la Policía alemana, mal asesorada -alegan sus parientes- por un abogado que le aseguró que no hacía falta y que podía salir del país sin problemas.

El niño fue trasladado a Alemania con su padre el 15 de octubre pasado por orden del juzgado de Múnich que lleva el caso.

Más noticias en Política y Sociedad