Público
Público

Alemania tendrá que modificar su ley antitabaco

El TC dictamina que prohibir fumar en locales pequeños no es constitucional

GUILLEM SANS MORA

El Tribunal Constitucional suavizó las leyes antitabaco vigentes en Alemania. Los jueces resolvieron que es discriminatorio prohibir el tabaco en locales pequeños si al mismo tiempo a los propietarios de los grandes se les permite habilitar un espacio para fumadores, como sucede en 13 de los 16 Länder alemanes.

En los bares de hasta 75 metros cuadrados que prohíban la entrada a menores y no sirvan comida, se puede volver a fumar desde ayer mismo. Las discotecas también pueden habilitar un “lounge” para fumadores, sin pista de baile. Ahora, los Estados federados tendrán que reformular sus respectivas leyes antitabaco antes de fin de año. Y eso podría ser una mala noticia para los fumadores. Una ley que prohibiera fumar sin excepción en todos los locales sí sería constitucional, señalaron los jueces en su dictamen de ayer. Así, los Länder podrían decidirse por una prohibición completa en lugar de una nueva ley que permita a los propietarios de pequeños “bares de la esquina” que su clientela siga fumando. Pero de momento, Hamburgo, Bremen y Hesse se apresuraron a anunciar que aligerarán sus prohibiciones en el sentido del Constitucional.

Agudizar el ingenio

Algunos propietarios de locales de todo el país se las ingenian ahora mismo para permitir a sus clientes seguir disfrutando del cigarrillo. En Baviera, el Land con la prohibición más estricta, proliferan los “clubs de fumadores”. Sólo en Múnich hay unos 700. Son locales normales donde a partir de una cierta hora los clientes no tienen más que rellenar un formulario de ahesión a un “club” para participar en una “fiesta privada” donde se puede fumar.

En los bares y restaurantes de Berlín está prohibido fumar desde el 1 de enero, pero se concedió un plazo hasta el 30 de junio para habilitar zonas de fumadores sin servicio. Algunos propietarios de locales aprovecharon esta laguna provisional para dejar las cosas como estaban. El 1 de julio, los cobradores de multas empezaron a trabajar, pero en algunos barrios como Neukölln se sigue fumando como siempre porque no hay dinero para pagarlos.

Gran expectación

El dictamen había despertado gran expectación. No es habitual que ARD y ZDF, los dos canales de la televisión pública, conecten en directo con Karlsruhe, sede del Alto Tribunal, para retransmitir en directo la lectura de un dictamen. La página web del Constitucional permaneció saturada durante horas.

Los jueces dieron la razón a tres demandantes. El primero es Uli Neu, propietario de un local en Tubinga que se quejaba de una enorme reducción de ingresos por culpa de la ley antitabaco de Baden-Württemberg. “Veo luz al final del túnel. Mi existencia está a salvo”, dijo.

La segunda demanda la había presentado la propietaria de un bar de Berlín, Sylvia Thimm, quien expresó ayer su alegría por poder atender a sus clientes fumadores en el interior de su local cuando vuelva el frío. La tercera y última vino de la gerencia de una macrodiscoteca en Heilbronn. Los jueces les dieron la razón a todos.

Más noticias de Política y Sociedad