Público
Público

Alex Vidal presenta una colección romántica con protagonismo en los detalles

EFE

El diseñador Alex Vidal presentó hoy en la Semana de la Moda de Valencia una colección romántica, de silueta dominada por el talle alto, amplios pantalones y cuerpos vaporosos, y con el protagonismo de detalles como perlas incrustadas o bordados en forma de camafeo para las espaldas.

Vidal, también director ejecutivo de la pasarela valenciana, cierra hoy la segunda jornada de la Semana de la Moda con propuestas relacionadas con los años veinte, de románticas mujeres de sutil figura y lánguida mirada, rodeadas de un halo de misterio y envueltas en gasas y perlas.

Cuadros escoceses de fantasía, otomán traslúcido, flores en jacquard incrustadas pétalo a pétalo y lentejuelas para los destellos nocturnos son las características de su colección para el próximo otoño-invierno, en la que la gama de colores evoluciona desde el rosa palo, el crudo y los tonos arena hacia el malva y el gris antracita y, después, el negro y blanco matizado en piedra.

La pasarela acoge hoy los desfiles de diez diseñadores, la mayoría de ellos de la Comunitat Valenciana (Pilar Vidal, Anamaría, Miquel Suay, Martín Pérez Ripoll, Luis Alejandro, Matilda, Mónica Lavandera y Alex Vidal).

Otros dos diseñadores que muestran hoy sus colecciones, Yiyi Gutz e Ion Fiz, proceden de la "Zona D", un espacio de descubrimiento de jóvenes talentos en el que participaron en la anterior edición, según la organización.

Pilar Vidal ofrece su visión del cosmopolitismo, con cuellos fruncidos, plegados con dobles volantes, plisados, faldas tableadas y dibujos personalizados para mujeres que se alejan de las convenciones sociales y buscan su estilo propio.

Predominan las siluetas geométricas con cortes en la cadera, sombreros campana, tocados y plumas, y los colores que presenta esta diseñadora son magentas, ciruelas y rojos combinados con negros y blancos.

Anamaría define las formas con mangas con distintos trabajos de volumen (frunces, pliegues y recogidos) y viste a las mujeres con faldas tubo, pantalones pitillo o amplios, vestidos cómodos de punto y abrigos cálidos.

Para el próximo invierno, la firma Matilda busca el estilo japonés contemporáneo potenciado por los brillos del terciopelo -tejido fundamental de su colección- y los acabados con toques metalizados y brillantes.

El concepto de uniformidad y unisexismo lo representa Mónica Lavandera en su colección, de líneas muy urbanas que van desde la simetría pura hasta la asimetría controlada.

En la misma prenda conjuga volúmenes de estructura muy recta con drapeados, así como tejidos con gran cuerpo como la lana con más livianos como la seda.

Luis Alejandro hace un guiño a la alta costura con la presentación de ponchos para los paseos y elimina los ombligos al aire para recuperar la cintura femenina.

Martín Pérez Ripoll se inspira en el movimiento cultural "black power" para diseñar una colección monocromática con texturas naturales y tecnológicas (lurex y relieve), mientras que Miquel Suay se basa en la antigua Rusia para diseñar pantalones de talle alto y camisas "Mao" para los hombres.

Todas estas colecciones representan un cambio en los diseños de los modistos valencianos, caracterizados por el gusto por los colores, el atrevimiento y el riesgo y los diseños "barrocos y muy trabajados", pero que a esta edición de la pasarela llevan estilos "muy sobrios y minimalistas", según su director ejecutivo.

Alex Vidal cree que los diseñadores de la Comunitat buscan más las formas del patronaje, evitan el colorido y la estridencia y se han dedicado "a crear tendencia en vez de crear ambiente".

Ello es "mucho más beneficioso como línea de imagen para la pasarela", a juicio de Vidal, quien ha destacado que con ese cambio se ofrece "un perfil mucho más profesional".

Más noticias de Política y Sociedad