Público
Público

Alimentaria espera 140.000 visitantes y apostará por el comercio exterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La internacionalización, la innovación y la marca son los ejes sobre los que girará la nueva edición del Salón Alimentaria, que arrancará hoy con 4.000 empresas inscritas y que espera atraer a 140.000 visitantes profesionales.

Los príncipes de Asturias presidirán la inauguración de la XIX edición de este salón, una de las mayores ferias que acoge Barcelona, y cuyo impacto económico se estima entre 170 y 200 millones de euros.

Alimentaria, que acabará el 29 de marzo, aspira a mantener su posición de liderazgo como escaparate mundial y a servir también de trampolín hacia el exterior a las empresas españolas del sector de la alimentación y las bebidas.

Entre hoy y el 29 de marzo, el recinto Gran Vía de Fira de Barcelona pondrá a disposición del certamen cerca de 94.800 metros cuadrados dedicados a la oferta comercial y a actividades relacionadas con el negocio, la promoción, la gastronomía y la innovación agroalimentaria.

La apuesta por la internacionalización se hace evidente en la importante presencia de países asiáticos y la participación, por primera vez en el Pabellón Internacional, de Tailandia, Dubai y Suecia, además de China.

Los organizadores del salón, Fira de Barcelona y FIAB, la patronal española del sector, pretenden además convertir el salón en una plataforma de promoción para las empresas participantes y en un centro de negocios a nivel internacional, en el que se espera que se celebren más de 8.000 reuniones de trabajo entre expositores, compradores y distribuidores internacionales.

Con este objetivo, Alimentaria ha invitado a cerca de 220 compradores de referencia de todo el mundo de los sectores y productos representados en la feria.

Con más de treinta años de historia, Alimentaria espera atraer esta edición a 140.000 visitantes profesionales, de los que una tercera parte son extranjeros, y servirá de escaparate para los productos de 4.000 empresas, 1.300 de ellas extranjeras procedentes de 75 países diferentes.

Un agua mineral con alto contenido en cafeína, unas crujientes palomitas de pollo, un "foie gras" de sobrasada y miel o un aperitivo de macarrones fritos, además de una tortilla desmontada, son algunos de los productos innovadores que se podrán probar en el Salón Alimentaria de Barcelona.

Un total de 140 empresas catalanas participarán en el salón, lo que representa un 26 % más que en la edición anterior, cuando 111 compañías estuvieron presentes en la feria.

Algunas de las empresas catalanas con expositor son Llet Nostra (sector lácteo), Tupinamba (café), Embotits Salgot (embutidos), Cárnicas Solà (cárnico) o Pere Ventura i Familia (cava).

Más noticias en Política y Sociedad