Público
Público

Almunia pide deslindar la crisis de deuda del problema bancario español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha destacado hoy que la presión que sufre España por parte de los mercados es excesiva y ha defendido que se rompa la relación entre la crisis de la deuda soberana y los problemas del sistema bancario.

Las agencias de calificación han tenido hoy un especial protagonismo en la segunda jornada del curso sobre el euro que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), tanto por las alusiones de los invitados como por la presencia de una directiva de Standard and Poor's.

Tras la rebaja masiva de la calificación de los bancos españoles llevada a cabo por Moody's, Almunia ha asegurado que la presión sobre España en los mercados es "exagerada" y ha abierto una puerta a la esperanza al confiar en que las dudas desaparecerán cuando se sepan los detalles del programa de ayuda europea a la banca.

Almunia se ha referido también a la puesta en marcha de los eurobonos, si bien ha pedido un tiempo prudencial para que este proyecto cristalice porque, en su opinión, "no se puede pasar de la nada al eurobono en una sola semana".

En este sentido, ha destacado que antes hay que "recuperar la confianza" en algunos de los estados miembros, lo que requiere "pasos intermedios", aunque sí ha admitido que poco a poco se avance en la "mutualización" de la deuda pública del euro.

Además, ha apuntado que, dado que la crisis de la deuda pública repercute en las entidades financieras, es importante tender hacia una "unión bancaria", que considera el "primer paso" para mejorar la unión económica y monetaria.

Almunia también ha hecho mención al problema de las participaciones preferentes y ha abogado por que sea el Gobierno el que asuma su coste con una línea presupuestaria, ya que una entidad que ha recibido ayudas no puede emplear parte de ese dinero en convertir las preferentes a un precio diferente al del mercado.

En la sesión vespertina, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha afirmado que España tomará las medidas "que haya que tomar" para ser un socio fiable y creíble de la Unión Europea (UE) y ha añadido que lo principal es recuperar la confianza.

Según el ministro, Europa debe avanzar hacia una mayor integración, que implicará la creación de los "eurobonos", aunque para ello será necesario cumplir antes con una serie de requisitos para garantizar que "no hay gobiernos irresponsables" entre los socios europeos.

En su opinión, la puesta en funcionamiento de los "eurobonos" implicará la creación de un órgano político para su emisión, con ministro único, ya que el mercado que surja de la mutualización de la deuda soberana europea será "tan grande como el de los Estados Unidos".

También ha intervenido el vicepresidente de Banco Popular, Roberto Higuera, quien ha mostrado su "absoluta repulsa" hacia cualquier entrada de dinero público en empresas privadas, como los bancos, ya sea a nivel estatal o europeo.

Higuera también ha calificado de "feroz" la actuación de las agencias de calificación de riesgos y ha cuestionado sus métodos.

Asimismo, la directora de Ratings Soberanos para Europa, África y Oriente Medio de Standard & Poor's, Myriam Fernández de Heredia, ha advertido de que hay "riesgos a la baja" en la calificación crediticia de España y ha señalado que uno de los factores que podría influir en su nota, que ahora es "BBB+" con perspectiva negativa, es el origen de los fondos europeos de ayuda a la banca.

En la jornada de mañana participarán los presidentes de CEOE, Juan Rosell; del Banco Sabadell, Josep Oliú; de Abertis, Salvador Alemany, y diversos analistas.