Público
Público

El alumno elegirá en 4º de ESO su futuro académico

Gabilondo prevé que las reformas educativas se aprueben con dos tercios del Congreso para garantizar el consenso. El Gobierno quiere un 15% más de jóvenes estudiando en 2020

DIEGO BARCALA

Más puentes, pasarelas, oportunidades, itinerarios... Lo que sea necesario para que los jóvenes elijan la formación antes que el trabajo fácil, mal pagado e inestable que ha disparado el paro juvenil en plena crisis. El Gobierno ha presentado este miércoles a las comunidades autónomas una propuesta para el pacto educativo que busca un consenso con el PP. Su objetivo es que en 2020 esté formándose en España el 85% de los menores de 18 años, frente al 70% que lo hace ahora.

El plan se basa en 104 medidas que potencian la flexibilidad en la etapa Secundaria para repescar o mantener a ese 30% de jóvenes que ahora repite curso y acaba abandonando el sistema educativo.

El momento clave del alumno le llegará a los 15 años, cuando elija cuál de los dos nuevos tipos de 4º de ESO quiere estudiar: el orientado hacia la Formación Profesional (FP) o el Bachillerato. En cualquier caso, al finalizar este curso todos tendrán la misma titulación. Además, su decisión no será irreversible, ya que tendrán otra oportunidad para escoger qué tipo de estudios quieren realizar.

"Queremos un país con todos los jóvenes formándose hasta los 18 años", resumió el ministro. "Es necesario un cambio cultural que implique a las familias para que pase a la historia esa frase de los padres que dicen a sus hijos: O estudias más o te pongo a trabajar", añadió Gabilondo.

Los cimientos de este impulso serán la estabilidad normativa y el aumento de la financiación. El ministro de Educación lanzó a las comunidades autónomas la propuesta de comprometer una subida presupuestaria que suponga subir la media actual, situada en el 4,92% del PIB estatal, en un 2%, hasta alcanzar en 2020 la media europea.

Para garantizar que la educación sea un tema de Estado que no dependa del partido que gobierne en cada legislatura, Gabilondo planteó que cualquier modificación normativa, como el nuevo 4º de ESO, sea aprobada por dos tercios del Congreso de los Diputados. De hecho, el documento presentado ayer añade muchas propuestas del PP. "La Educación es un asunto de Estado que debe pensarse en generaciones, no en elecciones", defendió.

Más oportunidades

El PP había propuesto que el alumno eligiese su camino un año antes de terminar la etapa obligatoria, con 15 años, para que con 16 ya hubiese empezado un ciclo que le llevase al Bachillerato o a la FP. "El nuevo 4º de ESO no será la panacea, pero ofrecerá un sistema más flexible y transversal", analizó el ministro. El pacto prevé más pasarelas de acceso al Bachillerato, a la FP y a la universidad. "Se convalidarán las competencias aprendidas, no las asignaturas aprobadas", analiza el director general de FP, Miguel Soler.

Invertir más en cada comunidad autónoma

El Gobierno quiere pasar de un 4,9% del PIB al 7% como en la UE 

El modo de mejorar la financiación sí que enfrenta a PP y PSOE. Los conservadores proponen que la falta de inversión que pueda surgir en algún territorio concreto sea compensada con un "Fondo para la Cohesión y la Calidad de la Enseñanza" a cargo del presupuesto del Ministerio, que actualmente apenas representa un 6% de la inversión pública total en Educación.

Por el contrario, el Gobierno lanzó ayer un reto a las comunidades autónomas gobernadas por el PP, al pedirles que el esfuerzo inversor se haga a cargo de las cuentas autonómicas. "Si queremos que el 85% de los jóvenes esté formándose en 2020, necesitamos un esfuerzo de todas las administraciones públicas", pidió Gabilondo.

El objetivo marcado por el Gobierno es alcanzar un 7% del PIB de inversión pública en Educación entre las comunidades y el Gobierno central. Esa es la media de países como Alemania y Francia, y la cantidad reclamada en España por los sindicatos, que ven insuficiente el 4,92% actual.

El debate queda fuera del pacto

El PP apuesta por un fondo a cargo del Ministerio para invertir más 

Pese al intento del PP de convertir la enseñanza de las lenguas cooficiales en un caballo de batalla, el ministro descartó ayer incluir alguna modificación al sistema en el pacto. "No vemos necesidad de incluir este asunto en otro pacto que no sea el Constitucional. En todas las comunidades se conoce el español, existe el deber de conocerlo y el derecho a usarlo", zanjó Gabilondo. El ministro añadió que el nivel de conocimiento del castellano será comprobado en las evaluaciones que, en su opinión, "puede que a alguno sorprendan". Las evaluaciones del conocimiento del español en Catalunya demuestran que su nivel de conocimiento no es menor que en el resto de España.

Límite a la discriminación

La comunidad educativa ha alertado en la última década -principalmente en Madrid y la Comunitat Valenciana- sobre una oleada privatizadora de la educación que va camino de convertir la escuela pública en un gueto para aquellos que no son aceptados en los colegios concertados o no tienen dinero para pagar un centro privado. La propuesta de pacto del Gobierno exige que todos los centros "sostenidos con fondos públicos garanticen un servicio educativo sin discriminación alguna".

"En todas las CCAA se conoce el español", espetó el ministro 

Para ello, en la propuesta número 54 del documentro, exige "analizar la normativa que regula los procesos de escolarización y la regulación de los conciertos" para asegurar un método de reparto "equitativo" del alumnado con necesidades especiales como los inmigrantes. El sindicato de funcionarios de la enseñanza CSI-F denuncia que en algunas comunidades el 80% de la población estudiantil inmigrante es escolarizada en los centros públicos.

Dos PISA para toda España

Una de las principales reclamaciones que el portavoz del PP en la comisión de Educación del Congreso, Juan Antonio Gómez Trinidad, ha repetido con insistencia ha sido la implantación de evaluaciones como el informe PISA de la OCDE iguales para todas las comunidades. El Gobierno recoge esta petición y prevé dos evaluaciones: una en 6º de Primaria y otra en 3º de ESO. Los exámenes serán efectuados por el Instituto Estatal de Evaluación.

Ejemplar o inconstitucional

El documento del Gobierno exige un 0,2% del PIB en becas universitarias 

La Ley de Educación Catalana no formará parte de la confrontación. Pese a que el PP mantiene recurrido parte de su articulado ante el Tribunal Constitucional, esos puntos conflictivos no serán debatidos en el pacto. El PP sostiene que las reformas de la LEC para el cuerpo de profesores, el currículo y la enseñanza invidualizada del castellano son incompatibles con la Constitución.

A la espera de una sentencia, el ministro señaló que la armonía del pacto con la LEC es "total" y que, incluso en capítulos como el de la financiación, la ley catalana es más ambiciosa. Además, en presencia del conseller de Educació de la Generalitat de Catalunya, Ernest Maragall, alabó algunos artículos de la LEC, como el que impulsa la "autonomía de los centros o la implicación de las familias".

Igualdad de oportunidades

Otro compromiso de inversión económica que el ministro introdujo en el debate público es el de proponer una meta de inversión pública en becas universitarias. Gabilondo propone alcanzar un nivel de becas y ayudas en 2015 que alcance el 0,2% del PIB (ahora apenas llega al 0,08%). "La universidad también es educación y por eso está en corazón del pacto", sentenció el ministro de Educación.

Más noticias de Política y Sociedad