Público
Público

Álvaro Pombo se reinventa y emprende una nueva etapa literaria de aventuras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A sus setenta años, el escritor Álvaro Pombo ha decidido reinventarse y marcar un punto y aparte en su fulgurante carrera literaria con "La previa muerte del lugarteniente Aloof", una novela con la que, lejos de los relatos de su Santander natal, apuesta por las historias de aventuras.

Pombo (Santander, 1939), pese a considerarse un "previejo", emprende un nuevo capítulo creativo en un momento en el que se siente "más consciente y lúcido que nunca".

"Old men ought to be explorers" (los viejos deberían ser exploradores) decía el Nobel de Literatura Thomas Stearns Eliot, una frase que inspirará la nueva oleada de libros del cántabro, con un claro objetivo: "el uso de la memoria como liberación del pasado pero, sobretodo, del futuro".

Un profesor universitario jubilado adquiere, en su habitual compra de libros, dos cuadernos manuscritos inéditos en los que un teniente, que responde al mote de "Aloof" (distanciado), narra y reflexiona sobre sus aventuras militares.

En un ejercicio de metaliteratura, "La previa muerte del lugarteniente Aloof" (Anagrama) alterna de forma dialogada fragmentos de las memorias de este lugarteniente con las reflexiones que del texto hace el viejo profesor, el "narratólogo".

Esta nueva novela representa la "reincorporación" de Pombo a la que ha sido su casa durante más de veinte años, Anagrama, tras el breve flirteo con Planeta con el premio por "La Fortuna de Matilde Turpín", en 2006.

Enérgico, irónico y bromista, Pombo ha leído y escenificado pasajes del libro en la rueda de prensa de presentación del libro, que ha terminado con el aplauso inédito a tan peculiar "showman".

El "Neo-Pombo", tal y como lo ha definido el editor de Anagrama, Jorge Herralde, reniega de anclarse en el pasado y mira hacia adelante para proponer un "diálogo intergeneracional".

"Yo me libero mal del pasado. Y más que liberarme de Santander, quiero liberarme de mi basura biográfica y las cosas que me han obsesionado toda la vida como el amor, de cuya malvada presencia no me he conseguido librar aún", ha ironizado el escritor.

La nueva novela, que "se puede leer en tres o cuatro sentadas en el cuarto de baño", pone en entredicho los héroes y las aventuras, que acaban terminando casi siempre con la vuelta a casa del "hombre de acción".

"¿Acabar dándole al tampón en una oficina. Este es el destino de los héroes?", se ha preguntado Pombo, quien tampoco ha ahorrado críticas a los hombres, en alusión al joven y distante protagonista de la novela Aloof.

"Sólo tienen que fecundar, no tienen que madurar -ha afirmado- pero los jóvenes de hoy en día están más preparados para la pequeña muerte".

Por primera vez, Pombo ha revelado el título de su próxima novela, "De los viejos y los cocodrilos", que es una reflexión sobre la vejez y las nuevas generaciones.

La senectud ha marcado la mayoría de reflexiones de Pombo, quien -bajo la máxima de Eliot- quiere aplicar también a su vida la nueva etapa aventurera y hacer frente a su miedo a la muerte, que espera no se prolongue hasta la "complicada" cifra centenaria.

Más noticias en Política y Sociedad