Público
Público

Anagrama cumple 40 años con sus fenómenos

Escritores y editores elogian la independencia del sello editorial

TONI POLO

Una legión extranjera de Anagrama respondió ayer a la invitación de su editor en España, Jorge Herralde, para celebrar los 40 años de la editorial en una fiesta que demostró que la literatura está por encima de tendencias, de modas y de crisis. Martin Amis, Tom Sharpe, Ian McEwan, Claudio Magris, Antonio Tabucchi, Alessandro Baricco, Roberto Calasso, Yasmina Reza, Jean Echenoz, Jon Lee Anderson... Exquisitas plumas de la literatura mundial y los más respetables editores europeos elogiaron al propietario, fundador y alma del sello literario. 'No estamos aquí para hablar de krisis, con K, ni del libro electrónico ni de cuestiones por el estilo. Esto es una fiesta para vosotros', les brindó Herralde.

'Es un superviviente del viejo estilo', coincidieron en destacar los italianos Alessandro Baricco y Roberto Calasso. 'Los editores independientes son una especie casi en extinción', reflexionó el autor de Seda. Calasso, autor y también editor, valoró el hecho de que Herralde es, además, propietario de su empresa: 'Yo en Italia también apuesto por este tipo de ediciones, porque tienen independencia, algo muy difícil de disfrutar hoy en día'.

Baricco: «Herralde es un superviviente del viejo estilo literario»

El animal en extinción se mostró orgulloso de sus estrellas literarias: 'Es un lujo tener a estos autores en nuestro catálogo. Nuestros nietos descubrirán a muchos escritores'.

En representación de Estados Unidos, el biógrafo del Che Guevara, Jon Lee Anderson, proclamado por Herralde 'heredero de Kapuscinski', recordó los viejos tiempos: 'España antes era tan diferente... Anagrama radiografió un paso importante de la dictadura a la democracia. Mantener la independencia durante 40 años y sobrevivir es todo un mérito'.

Algunos de los autores presentes subrayaron la faceta personal del editor. 'No lo conozco sólo como editor', dijo Martin Amis. 'Es más bien un amigo con el que hablo largo y tendido de literatura, más que de los libros que me traduce. Es mi tío de España'.

Ian McEwan: «La cultura española le debe mucho a Anagrama»

Tabucchi sostiene también que Herralde es un amigo y, haciendo gala de su sentido del humor, se jactó de lo que él mismo le ha dado al editor catalán: '¿Qué sería Herralde sin mí, y yo sin Herralde? Somos complementarios'. El autor de Piazza dItalia pertenece al club de los sibaritas de Anagrama, con más de diez novelas publicadas.

No faltaron las anécdotas. El británico Ian McEwan recordó cómo el fundador de Anagrama lo arropó desde el principio. 'Me impresionó el entusiasmo y la decisión que mostró por un autor joven como era yo en los años setenta. La cultura española le debe mucho a Herralde por todo lo que su editorial ha contribuido a llevarla por todo el mundo: he viajado por Chile, por México, por Argentina... y los libros de Anagrama estaban por todas partes'. La relación entre el autor y España se prolonga en el tiempo: 'Mi hijo empieza mañana [por hoy] a estudiar en una universidad de Madrid'.

Pero la anécdota más curiosa la contó Catherine Millet. La autora francesa reveló que conoció a Herralde en la feria de Frankfurt de 2001. 'Luego publicó un librito sobre los autores que estuvimos en la feria y de mí lo que dijo fue que iba vestida como una monja'. Todavía no había leído el libro que publicaría meses después, la reveladora y más que erótica novela La vida sexual de Catherine M.

Más noticias