Público
Público

Annan afirma que el Gobierno sirio debe dar una señal más fuerte y detener la violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Siria debe dar una señal más fuerte y detener la violencia en este país, donde en los últimos dos días se observa una escalada de las hostilidades, afirmó hoy el portavoz del mediador internacional Kofi Annan.

"Está claro que la parte más fuerte debe dar la señal más fuerte, de buena fe y detener la violencia. Y claramente esa parte es el Gobierno", dijo hoy en Ginebra el portavoz de Annan, Ahmad Fawzi.

En declaraciones a la prensa, Fawzi rehúso hablar de "fracaso" del plan de Annan, pues -enfatizó- "el plan no es el problema, sino su implementación".

"No ayuda en nada decir que los esfuerzos han fracasado o triunfado, lo que necesitamos es que las partes implementen y respeten el plan", señaló.

Por otra parte, confirmó que los observadores de la ONU desplegados en Siria han documentado por primera vez, mediante vídeos, el uso de helicópteros equipados con armamento.

En cambio, aseguró que carecía de informaciones relacionadas con la supuesta utilización de gases.

Sobre los esfuerzos que realiza Annan para detener a la violencia que ha dejado al menos 11.000 muertos en catorce meses en Siria, su portavoz explicó que a medida de que el conflicto se agudiza, se intensifican también los contactos diplomáticos.

Comentó que Kofi Annan, quien es enviado especial para Siria por encargo de la ONU y de la Liga Árabe, está en contacto con diversos gobiernos y al "más alto nivel posible" para que "ejerzan su influencia en las partes involucradas en el conflicto para que implementen el plan" y que "den su brazo a torcer, si es necesario".

Preguntado por las responsabilidades de que la violencia lejos de cesar con el plan de paz presentado por Annan hace cerca de dos meses se haya incrementado, su portavoz pidió "no entrar en el juego de señalar culpables, hay gente que está muriendo allí por la violencia, hombres, mujeres y niños".

Fawzi alertó también de como el "espectro del sectarismo" está cada vez más presente en Siria y mencionó que esto es peligroso no sólo para este país, sino para el resto de la región y que su impacto ya se empieza a ver concretamente en Líbano, con el desbordamiento de actos violentos de esta naturaleza.

Se ha encendido "la luz roja" en el Líbano y esto aumenta la urgencia de detener el conflicto en Siria, señaló.

Sobre los avances en la iniciativa de Annan de formar un "grupo de contacto" con países que puedan influir positivamente en el caso de Siria, sostuvo que éstos continúan, pero aclaró enseguida que la intención "no es crear un nuevo plan, porque ya hemos dicho que el problema es la implementación".