Público
Público

Un año y tres meses de cárcel para el tío de la etarra que dijo que "ETA mata por patriotismo"

Un año y tres meses de prisión para Manuel Gallastegi Miñaur por enaltecimiento de terrorismo

EFE

La Audiencia Nacional ha condenado a un año y tres meses de cárcel a Manuel Gallastegi Miñaur, tío de la etarra Irantzu Gallastegi, 'Amaia', condenada por el asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, por un delito de enaltecimiento del terrorismo al afirmar que ETA mata por un deber patriótico.

Así lo ha acordado la sección primera de la sala de lo penal en una sentencia en la que considera probado que Gallastegi enalteció el terrorismo con las manifestaciones que profirió durante un reportaje realizado con ocasión del aniversario del secuestro y asesinato del concejal de Blanco, que fue emitido el 12 de julio de 2006 por Telecinco.

En el reportaje, el acusado manifestó: "¿Quién ha dicho que utilizar la violencia no es humano? No crea que nos alegramos o que matamos porque sí o porque nos gusta matar (...) En ETA no hay gente de esa, lo hacen como un deber patriótico", subraya la sentencia.

Para el tribunal, estas declaraciones contienen "una justificación de los crímenes de esa organización terrorista, porque bajo la retórica del interrogante contienen las afirmaciones de que los miembros de ETA actúan obligados a ello, matando no porque sí, sino por un deber patriótico y matando a los enemigos de su pueblo".

A su juicio, añade la sala, son "justificaciones que contribuyen a avivar un clima de odio y violencia y pueden incentivar acciones terroristas".

En el vídeo el acusado también dijo: ¿Pero ellos han pedido perdón, por ejemplo, por los cuarenta años de franquismo aquí? (...) Ni ellos han pedido perdón por habernos invadido, por habernos quitado nuestro derecho y nuestra leyes, todo (...) Entonces, ¿por qué vamos a pedir perdón? ¿Porque hemos matado a unos enemigos de nuestro pueblo?"

El tribunal entiende que el argumento esgrimido en el juicio por Gallastegi de que no sabía que estaba siendo grabado para un programa de televisión no es "verosímil" porque a la vista de sus palabras "no parece que pretendiese participar en un programa homenaje" al concejal asesinado por ETA.

Además, destaca la sala, el acusado exhibe en varios momentos del reportaje un micrófono colocado en su camisa.

"Por todo ello el tribunal considera probado que el acusado en el curso de una entrevista para un programa de televisión dijo las frases" insultantes para las víctimas del terrorismo etarra, concluye la sentencia.

Más noticias de Política y Sociedad