Público
Público

El anteproyecto estará listo antes de verano

Igualdad tendrá en cuenta los informes del Congreso y de la comisión de expertos

PÚBLICO

La Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados aprobó su propuesta de reforma. El comité de expertos del Ministerio de Igualdad emitió su informe. Y hace una semana que la titular de la cartera, Bibiana Aído, terminó su ronda de reuniones con varias asociaciones en relación a la nueva regulación del aborto. Tras escuchar todas las opiniones, ahora es el turno del Ministerio de elaborar el anteproyecto de ley, que, como señaló la propia ministra, se prevé para antes del verano.

Una vez que el Consejo de Ministros apruebe el anteproyecto, el texto se enviará a diversas instituciones públicas, como el Consejo de Estado, para que emitan sus correspondientes informes. Tras estos trámites, el proyecto iniciará su camino parlamentario.

"Después de casi un cuarto de siglo, la actual regulación se nos ha quedado vieja, permite arbitrariedades y es manifiestamente mejorable. Por eso queremos hacer ahora la mejor ley posible: una nueva norma de interrupción voluntaria del embarazo y salud sexual reproductiva, moderna, equilibrada, que solucione los problemas de la legislación actual, similar a la que tienen los países de nuestro entorno", explicó Aído durante su última comparecencia, la semana pasada. Su palabras siguen la línea de la propuesta presentada por el comité de expertos de Igualdad, es decir, una ley que combine plazos y supuestos.

En este sentido, el comité se decanta por que durante las primeras 14 semanas de gestación la mujer pueda interrumpir de forma libre su embarazo. A partir de ahí, los expertos proponen dos indicaciones que estarían limitadas a las 22 semanas: cuando corra grave peligro la salud de la madre y cuando existan graves malformaciones fetales. Más allá de ese tiempo, sólo se podría abortar si un dictamen médico acreditara que los daños fetales son incompatibles con la vida.

Una de las propuestas que más polémica ha generado es permitir abortar a las menores a partir de 16 años sin necesidad de consentimiento paterno. De salir adelante esta propuesta, se eliminaría una de las excepciones que contempla la Ley de Autonomía del Paciente. Ante las críticas recibidas, el Ministerio estudia la posibilidad de que vayan acompañadas de un mayor de edad.

La intención de Igualdad es que la futura norma se apruebe en el marco de una estrategia de salud sexual, que ante todo fomente la prevención. De ahí, que la norma reciba el nombre de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y Salud Sexual y Reproductiva.

Más noticias de Política y Sociedad