Público
Público

Anticoncepción a largo plazo es más efectiva que las píldoras

Reuters

Por Gene Emery

Un test amplio en la vida real sobre métodos decontrol de natalidad reveló que más mujeres estadounidenses seembarazan durante el uso de sistemas de corto plazo como laspíldoras, los parches y los anillos vaginales, y que su tasa defalla era mayor cuando las usuarias tenían menos de 21 años.

En un nuevo estudio publicado en New England Journal ofMedicine, a alrededor de 7.500 mujeres y adolescentes de St.Louis se les permitió elegir entre una variedad de métodoscontraceptivos sin costo alguno para ellas.

Durante el curso del estudio -más de tres años para lasmujeres que completaron todas las entrevistas de seguimiento-las participantes tuvieron un total de 334 embarazos nodeseados.

"Hallamos que las participantes que usaban píldorasanticonceptivas orales, parche transdérmico o anillo vaginalcorrían un riesgo de fracaso contraceptivo que era 20 vecesmayor que el que representaba el uso de anticonepción reversiblede acción prolongada", dijeron los autores.

El equipo de investigadores estuvo dirigido por BrookeWinner, de la Escuela de Medicina de la Washington University,en St. Louis.

Entre los métodos de contracepción a largo plazo reversiblesse encuentran los dispositivos intrauterinos (DIU), lasinyecciones hormonales y los implantes cutáneos.

Investigaciones previas habían sugerido que más mujeresterminaban teniendo embarazos no deseados cuando usabananticonceptivos que requerían uso diario o semanal.

Pero esos hallazgos provenían de sondeos nacionales en losque las mujeres trataban de recordar cuándo habían quedadoembarazadas y qué método contraceptivo estaban usando tres ocuatro años antes.

"Si trato de recordar lo que cené hace dos días, no puedo",dijo Winner a Reuters Health. "Por lo tanto, uno puedeimaginarse que esos estudios retrospectivos sean muyconfiables", agregó.

En el estudio dirigido por Winner, algunos de los embarazosno deseados se produjeron cuando las mujeres no estaban usandola anticoncepción elegida y en su lugar habían dependido de unpreservativo o de la eyaculación masculina fuera de la vagina.

Con todo, entre alrededor de 1.500 mujeres que optaron porusar una píldora contraceptiva, parche o anillo, entre el 4 y el5 por ciento anual quedaron embarazadas mientras utilizabanalguno de esos métodos.

En comparación, el 0,3 por ciento anual -alrededor de una decada 330- de las 5.800 mujeres que optaron por un DIU o implantecutáneo tuvieron un embarazo no deseado debido a una fallaanticonceptiva.

Apenas 176 mujeres eligieron recibir inyecciones hormonalesDepo-Provera cada tres meses, y dos de ellas quedaronembarazadas durante el estudio.

Dependiendo de la marca, los DIU pueden prevenir el embarazodurante cinco a 10 años. Los implantes cutáneos duran tres años.

EFECTIVIDAD SEGÚN LA EDAD

La efectividad de los métodos varió con la edad: las mujeresmenores de 21 años que usaban píldoras, parches o anillosvaginales tenían casi el doble de embarazos no deseados que lasparticipantes mayores que utilizaban esos métodos, indicaron losautores.

Actualmente, en Estados Unidos la mitad de todos losembarazos son no deseados, lo que equivale a unos 3 millonesanuales, según estadísticas de los Centros para el Control y laPrevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

De ellos, cerca de la mitad son en mujeres que estaban usandoun método anticonceptivo y no lo emplearon correctamente o elmecanismo falló. De esos embarazos no deseados, 1,2 millonesterminan en abortos.

Los DIU y los implantes suelen costar más de 500 dólares ygeneralmente no están cubiertos por las aseguradoras de salud,explicó Winner.

"A nivel nacional, sólo alrededor del 5 por ciento (de lasmujeres) están usando métodos de larga duración como DIU eimplantes. Sabemos que una de las barreras por las que no losusan con más frecuencia es el costo", manifestó la autora.

"Una de las fortalezas de este estudio es que muestra quecuando uno saca el costo de la ecuación y educa a las mujeresobjetiva y efectivamente, alrededor del 75 por ciento de ellasescoge un método de larga duración", añadió.

Winner concluyó que si muchas mujeres usaran esos productosen Estados Unidos, habría una reducción muy importante en losembarazos no deseados, lo que tendría efectos de gran alcance.

Más noticias de Política y Sociedad