Público
Público

Antihipertensivo más usado en el mundo recibe mala calificación

Reuters

Por Frederik Joelving

El antihipertensivo máspopular del mundo es mucho menos efectivo que otros fármacoscomparables y le proporciona al paciente una falsa sensación deseguridad.

Una revisión de estudios publicados reveló que el diuréticohidroclorotiazida, reducía la presión sólo la mitad que otrasalternativas comunes, como los betabloqueantes y losinhibidores de la ECA.

La hipertensión afecta a un tercio de los adultos deEstados Unidos, según el Instituto Nacional del Corazón, losPulmones y la Sangre (NHLBI por su sigla en inglés), y eleva elriesgo de sufrir infarto y accidente cerebrovascular cuando nose controla.

"La hidroclorotiazida les da a los pacientes y los médicosuna falsa sensación de seguridad", dijo el coautor de larevisión, doctor Franz Messerli, que dirige el programa dehipertensión del Hospital Roosevelt de St. Luke.

"La hidroclorotiazida no debería seguir administrándosesola", insistió quien la recetó a sus pacientes durante losúltimos 25 años.

El fármaco pertenece a un grupo más antiguo de diuréticosllamados tiazidas, con versiones genéricas a la venta por unospocos dólares al mes (se venden también como Aquazide H yHydroDIURIL, entre otras marcas).

El NHLBI recomienda el uso de tiazidas como tratamientoantihipertensivo de primera elección, luego de que un estudionacional no hallara beneficios adicionales de los fármacos másmodernos y costosos.

Para Messerli, el problema es que la hidroclorotiazida, queno se incluyó en ese estudio, sigue siendo el diurético deprimera elección.

Según la revisión, publicada en Journal of the AmericanCollege of Cardiology, los médicos de Estados Unidos redactaron134 millones de recetas del fármaco sólo en el 2008, mucho másque para el betabloqueante atenolol, el segundo remedio másutilizado en el control de la hipertensión.

"No se puede recomendar el uso de una tiazida, como lo haceel NHLBI, sabiendo que en los médicos eso se traduce enhidroclorotiazida", dijo Messerli.

El NHLBI y la Asociación Estadounidense del Corazón noestuvieron disponibles para brindar su opinión.

El equipo de Messerli revisó 19 estudios que habíancomparado la hidroclorotiazida con otros fármacos en ensayosaleatorios.

En 24 horas, las dosis bajas de hidroclorotiazida que seutilizan habitualmente disminuyeron 6,5 puntos la presiónsistólica o máxima. (Un valor máximo superior a 140 indicahipertensión).

En cambio, los inhibidores de la enzima convertidora de laangiotensina (ECA) disminuyeron 12,9 puntos la presiónsistólica, mientras que los betabloqueantes lo hicieron 11,2puntos y los bloqueadores de los canales de calcio, 11 puntos.

Las dosis más altas de hidroclorotiazida fueron másefectivas, pero Messerli dijo que no suelen utilizarse por unaumento de los efectos adversos, como las complicaciones con elazúcar en sangre y la insulina.

El experto agregó que la medición de la presión en elconsultorio podría ser decepcionante porque lahidroclorotiazida es especialmente débil durante la noche.

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology,online 24 de enero del 2011

Más noticias de Política y Sociedad