Público
Público

Dos antivirales que sirven para tratar y prevenir el virus H1N1

PÚBLICO

¿Qué antivirales sirven frente al virus H1N1?

Existen dos grupos de antivirales: los que interfieren en el proceso durante el cual el virus se desprende de su cubierta en el interior de la célula huésped y los que trabajan sobre la proteína neuroaminidasa (N), la responsable de la propagación del virus dentro del organismo. El virus H1N1 que ha causado el actual brote de gripe porcina en humanos sólo responde a los inhibidores de la N. Existen dos: el oseltamivir (Tamiflú) y el zanamivir (Ralenza). El Gobierno español adquirió tras la amenaza de la gripe aviar una reserva de 10 millones de dosis del primero, que sigue siendo válida.

¿Cuál es la acción de los fármacos?

Cuando el virus de la gripe entra en las vías respiratorias llega a la garganta. Ahí infecta una célula y se empieza a multiplicar, lo que explica las molestias de garganta. Cuando el número de virus es alto, la célula se rompe, los virus se diseminan al resto del cuerpo. La acción de los inhibidores de la N consiste en cortar este proceso.

¿Cuándo hay que consumirlos?

Lo ideal es empezar a consumirlos en 48 horas desde la aparición de los síntomas, pero el beneficio se optimiza si el tratamiento se inicia antes.

¿Qué diferencias hay entre los dos medicamentos?

Los dos fármacos son muy similares en cuanto a mecanismo de acción pero difieren en la forma de administración. Mientras que oseltamivir se presenta en comprimidos, zanamivir lo hace en forma de inhalador. Otra diferencia, para la que no hay una explicación científica concluyente, es que se ha demostrado que cuando un virus de la gripe normal se hace resistente a oseltamivir, no necesariamente deja de responder a la acción de zanamivir, lo que supone una buena noticia en términos de disposición de fármacos.

¿Se pueden usar para prevenir la gripe porcina?

Sí, está previsto el uso preventivo de estos fármacos. Existen dos tipos de uso en este sentido: la profilaxis postexposición y la estacional. La primera estaría indicada para personas que han estado en estrecho contacto con casos confirmados y/o muy sospechosos y para aquellos que se prevea que se puedan exponer, como personal sanitario de hospitales donde haya casos confirmados. La profilaxis estacional, por su parte, sólo está indicada en caso de pandemia, es decir, con un nivel seis de alerta.

¿Cuánto tiempo se deben usar?

El tratamiento tiene una duración de cinco días, dos dosis al día. La profilaxis postexposición se ha de mantener durante 10 días desde el presunto contacto pero se consume solo una dosis diaria. La profilaxis estacional, si llegara el caso, se mantendría durante 28 días, también con una dosis diaria.

¿Existe vacuna para el H1N1?

Puesto que es un virus nuevo, no hay aún una vacuna. Pero los diferentes laboratorios están trabajando en su desarrollo. Como hay algunas prevacunas para la gripe aviar, se supone que no será difícil adaptarlas al nuevo virus.

Más noticias de Política y Sociedad