Público
Público

Una antología refleja la riqueza de estilos de 23 poetas hispanoamericanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor uruguayo Eduardo Milán ofrece su personal lectura de la poesía hispanoamericana en la antología "Pulir huesos", una obra que reúne los mejores versos de 23 poetas nacidos entre 1950 y 1965, "solventes en lo formal y en lo conceptual" y con un cierto "empeño desmitificador".

La mayoría de los poetas incluidos en la antología, que acaba de publicar Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, "no son muy conocidos en España, salvo alguna excepción", pero, como afirma Milán en una entrevista con Efe, su obra demuestra que "la poesía latinoamericana vive un momento muy rico en propuestas".

A la hora de seleccionar los poetas, Eduardo Milán, afincado en México desde hace casi 30 años, toma partido y elige "las variables a una cierta idea de poesía sofocante en América Latina, que tiende a volver 'verdad' las posturas poéticas". No le interesa "lo que no plantea problema a lo aceptado comúnmente en poesía".

"Las vanguardias, en su aparente desaparición de la escena problemática, no terminaron con los problemas: ahí empieza el qué hacer o no hacer con su legado. La antología poética no es la zona donde se terminan los problemas del mundo. Esa visión de solidaridad del arte es totalmente falsa e inmoral cuando se plantea en el ámbito de un mundo donde la solidaridad existe muy poco. Es el caso de América Latina", afirma.

Por la edad de los escritores incluidos, se podría pensar que "Pulir huesos" es la continuación de "Ínsulas extrañas", la antología que reunía lo mejor de la poesía en lengua española de la segunda mitad del siglo XX a ambos lados del Atlántico, y en la que la selección corrió a cargo del propio Milán, de José Ángel Valente, Blanca Varela y Andrés Sánchez Robayna.

Pero el autor de "Alegrial" o "Razón de amor y acto de fe" deja claro que "Ínsulas extrañas", publicada en 2002, "no necesita continuación".

"Pulir huesos" -el título está tomado del poema "Blanco" de Octavio Paz- es "otra lectura a la poesía latinoamericana", realizada por este poeta, ensayista y crítico literario uruguayo al que le gusta "descubrir; y descubrir incluso lo descubierto".

Tras un extenso prólogo, en el que Milán fija criterios, aparecen ordenados por fechas de nacimiento los 23 poetas: desde los uruguayos Roberto Appratto, Enrique Bacci y Hebert Benítez Pezzolano, hasta los mexicanos Eduardo Hurtado, Julio Eutiquio Sarabia, Tedi López Mills, Roberto Rico, Francisco Magaña, Laura Solórzano, Silvia Eugenia Castillero y Jorge Fernández Granados.

Milán ha incluido también a los poetas chilenos Diego Maquieira y Paulo de Jolly; al venezolano Josu Landa; a los peruanos Mario Montalbetti, Roger Santiváñez, Magdalena Chocano, Reynaldo Jiménez y Maurizio Medo; al cubano Rolando Sánchez Mejías y a los argentinos Mario Arteca, Edgardo Dobry y Fabián Casas.

"Esta antología es de poetas, no de países", dice Milán cuando se le pregunta por la ausencia de representantes de países como Colombia, Ecuador.., etc. "No creo que haya desestimado a demasiados poetas porque no estaba haciendo un levantamiento de campo. Los que yo quise que estuvieran están. El salto de calidad sería juzgar por la presencia, no por la ausencia", añade.

Para Nicanor Vélez, editor de poesía de Círculo de Lectores, los 23 poetas "son de primerísima línea" y tienen "una obra muy sólida" que demuestra que, "en América Latina, hay una gran poesía en la que coexisten diferentes escrituras", y hay además "toda una exploración del lenguaje y de la realidad".

Los poetas seleccionados, le dice a Efe Eduardo Milán, se hacen eco también de los problemas políticos, económicos y sociales de los países en que viven, pero no siempre de forma explícita.

"Si no es inmoral escribir con ese ruido en la conciencia, es inmoral vivir sin esa conciencia. América Latina -esa, la que se conoce en Europa, la geografía político-social y cultural entre insuficiente y fracasada, el territorio ex exótico que acaba siendo redescubierto para las grandes inversiones de capital altamente redituables- no aguanta más. No hay proyecto viable sin una transformación real que se salga de la lógica hipócrita del discurso", asegura.

La riqueza de propuestas que emana de la poesía hispanoamericana contrasta con "la pobreza de gran parte de la población", y eso es algo que "la poesía debe concientizar", opina Milán.