Público
Público

Anunciantes y telecos piden frenar en el Congreso el nuevo modelo de RTVE

Los publicistas creen que peligran 18.000 empleos y las operadoras amenazan con ir a los tribunales

A. GONZÁLEZ / A. TUDELA

El nuevo modelo de financiación de RTVE, que se tramita en el Congreso por el procedimiento de urgencia como proyecto de ley, se topó ayer con la oposición de dos sectores bien distintos: la industria de la publicidad y las operadoras de telecomunicaciones. Ambos pidieron a los grupos parlamentarios que rechacen el texto del Gobierno.

En el primer caso, un conjunto de 16 asociaciones, entre ellas la de anunciantes, la de agencias de publicidad y la patronal de los jugueteros, hicieron frente común contra la supresión de la publicidad que contempla el texto. En una rueda de prensa, advirtieron de que eliminar los anuncios en RTVE pondrá 18.000 empleos en peligro: 13.000 del sector de la publicidad, 2.500 del sector juguetero y otros 2.500 más de pymes afectadas en la desconexión regional. Además, las 4.637 empresas que hacen publicidad en televisión verían afectada su productividad. "En este momento, cuando muchas empresas están luchando por sobrevivir, esta eliminación de la publicidad de forma tan rotunda puede crear daños irreparables al tejido productivo", sostienen. La eliminación de los anuncios de TVE sería especialmente grave para los jugueteros, ya que TVE, por su programación infantil, recibe el 37,8% de la inversión publicitaria de este sector, por lo que la ausencia de publicidad podría reducir sus ventas en un 10%.

Por su parte, las operadoras de telecomunicaciones agrupadas en Redtel (Telefónica,Vodafone, Orange y ONO) también pidieron la oposición de los grupos parlamentarios al nuevo modelo de financiación, aunque por la tasa del 0,9% de sus ingresos que tendrán que satisfacer para sostener RTVE. Como argumentos, aportan los dictámenes del Consejo de Estado y de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que han cuestionado el modelo elegido.

Las operadoras de telefonía se quejan de que, tal y como se ha diseñado la norma, ellas van a aportar cerca del 50% de los ingresos de TVE. El calculo resulta de sumar los 230 millones de euros procedentes del 1,9% de sus ingresos y otros cerca de 300 millones de la tasa de uso del espacio radioeléctrico, partidas que se han incluido en el proyecto.

En el caso de que salga adelante la ley, desde Redtelestán dispuestos a paralizar el pago en los tribunales. "No lo vamos a pagar, mientras podamos evitarlo legalmente", aseguró su presidente, Miguel Canalejo.

Desde las filas socialistas, su portavoz en la Comisión de Control de RTVE en el Congreso, Óscar López, entiende que las operadoras no quieran abonar una tasa que ahora no pagan, pero afirma que el modelo es positivo y dotará a RTVE de una financiación "adecuada, suficiente y pública". El diputado añade que aunque el Grupo Socialista "defenderá el texto del Gobierno", todavía hay "tiempo para analizarlo" durante el trámite de enmiendas.

Más noticias de Política y Sociedad