Público
Público

Aparecen nuevas fotos de las juergas de Berlusconi

Mientras, el primer ministro italiano quiere reformar la Justicia, una vez que no ha podido reformar la Constitución para asegurarse su inmunidad

PÚBLICO.ES

El primer ministro Silvio Berlusconi sigue acaparando toda la información que llega de Italia. Por un lado, La Repubblica ha publicado otras cinco fotos de las juergas privadas del 'premier' en Villa Certosa. Por otro, toda vez que Berlusconi no ha podido reformar la Constitución para impedir ser juzgado, ha anunciado que planea plantear una reforma de la Justicia.

Las nuevas imágenes del diario italiano forman parte de la colección de 10.000 fotografías que el 'paparazzo' Antonello Zappadu sacó a lo largo de los dos últimos años en la isla de Cerdeña. Las fotos se encuentran en la sede de la agencia Ecoprensa, en la capital de Colombia, Bogotá, después de que Zappadu las vendiera.

Berlusconi no podrá conseguir que se retiren las nuevas instantáneas ya que en junio, la Fiscalía de Roma decidió no secuestrarlas por considerarlas de interés general. Las fotos aportan lo mismo que las otras. Desembarco en helicóptero de 'velinas' en Villa Certosa, y jóvenes en topless caminando y tomando el sol en el palacete de Berlusconi.

Mientras tanto, 'Il Cavaliere', que ve cómo su inmunidad se acaba lentamente, ha decidido plantear una reforma de la Justicia para favorecerse. Decidido a 'coger el toro por los cuernos', Berlusconi sigue pensando que aún se puede librar de los juicios que tiene pendientes por corrupción. Los jueces consideraron que la ley Alfano, promovida por el Gobierno del primer ministro y que pretendía dotar de impunidad a los catro cargos más importantes del estado, era anticonstitucional.

Para Berlusconi, 'coger el toro por los cuernos' significa hacer lo que sea para salvarse . 'Desde el 93 los jueces son los que deciden sobre la inmunidad y no los ciudadanos los que deciden qué pude hacer el Parlamento o quién puede seguir gobernando. Esto no forma parte de unaverdadera democracia y por eso estoy convencido de que hay que cambiar las cosas'. La intención del primer ministro, por tanto, es la de 'consultar al pueblo', para que decida si es la Justicia o los ciudadanos, los que deben pronunciarse sobre la inmunidad de los cargos del Estado.

Más noticias