Público
Público

Arabia Saudí, optimista respecto a la reunión de productores y consumidores de petróleo

EFE

Arabia Saudí se expresó hoy optimista sobre el resultado de la reunión de mañana en Yeda entre los productores y consumidores de petróleo, aunque descartó una "solución inmediata" a la constante subida del precio en los mercados internacionales.

El príncipe Abdelaziz bin Salman, el viceministro de Energía saudí y jefe de la comisión preparatoria de la "Reunión de Energía de Yeda", reafirmó no obstante que Riad está dispuesto a satisfacer las necesidades de sus clientes, pues "si necesitan nuestro petróleo, se lo venderemos".

El príncipe hizo esta declaración en una conferencia de prensa ofrecida en víspera de la reunión, en la que estarán representados 36 países, 22 compañías y siete organizaciones internacionales, y cuyo principal objetivo es intercambiar ideas sobre las causas del alza del petróleo y buscar soluciones.

La reunión será inaugurada poco después del mediodía del domingo con un discurso del rey saudí, Abdala bin Abdelaziz, seguido por una alocución del primer ministro británico, Gordon Brown, que acudirá pese a que el encuentro se celebrará a nivel ministerial.

"Se trata de la mayor reunión petrolera (..) haremos todo lo posible para que sea exitosa", dijo el príncipe Abdelaziz, y señaló que el objetivo de Riad es "estabilizar el mercado a través de analizar las causas y acordar soluciones".

"Eso requiere una positiva cooperación de todas las partes (..) nuestro objetivo no es intercambiar acusaciones, ya que lo más importante es que haya acuerdo sobre unos mecanismos que conduzcan a la estabilidad del mercado", agregó.

Asimismo, subrayó que el reino wahabí, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), así como la Agencia Internacional de la Energía (AIE) presentarán una propuesta conjunta a la conferencia de Yeda, que contiene un análisis de las causas y propuestas para "soluciones prácticas".

Aunque eludió dar a conocer más detalles, el príncipe dijo que una comisión será creada para seguir la puesta en marcha de los "mecanismos" que esperan acordar los participantes.

De todos modos, dijo que "es difícil hablar de una solución inmediata", y que "no se puede juzgar el éxito o el fracaso de la reunión según el nivel los precios en dos o tres días".

"Si queremos soluciones aplicables hay que tomar las medidas adecuadas", reiteró.

Fuentes oficiales saudíes dijeron que Omán y Ecuador son los únicos invitados que han notificado a Riad que no asistirán, sin precisar los motivos, mientras que todavía no se ha confirmada la participación de Venezuela.

El resto de los miembros de la OPEP estarán representados, en su mayoría por sus ministros de Energía, incluido Irán uno de los países que más se oponen al aumento de la producción del cartel, tal como exigen los consumidores.

Los países de la OPEP, incluido el reino wahabí, el mayor productor y exportador del mundo, atribuyen el alza en el precio a la especulación, el debilitamiento del dólar y a problemas geopolíticos, y se espera que en el encuentro de mañana exijan más inversiones en el sector petrolífero.

El secretario de Energía estadounidense, Samuel Bodman, dijo hoy en Yeda que no ve pruebas de que las especulaciones son la principal causa de la subida del precio, e instó a que haya un aumento en la producción.

Por su parte, el ministro de Energía kuwaití, Mohamad Al Aleem, consideró "prematuro hablar de aumentos", y dijo que "después del encuentro de Yeda veremos si sería necesario convocar una reunión a puerta cerrada de la OPEP para estudiar la situación (..) entonces decidiremos lo que se podrá hacer".

Varios comentaristas y expertos árabes, como el saudí Waleed Juri, descartan que se decida en Yeda un aumento en la producción, y opinan que será una buena oportunidad para que los productores comprueben que "no tienen la culpa" por el alza en los precios.

Más noticias de Política y Sociedad