Público
Público

El Ararteko afirma que ETA es un agujero negro que arrebata a Euskadi el derecho a la paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Defensor del Pueblo Vasco (Ararteko) Iñigo Lamarka, ha afirmado hoy que la sociedad vasca debe profundizar en la deslegitimación ética del terrorismo de ETA, que supone "un agujero negro que elimina de cuajo el derecho a la paz y que destruye vidas y libertades".

En una conferencia ofrecida en Bilbao, Lamarka ha analizado que "la banalización o tolerancia del uso de la violencia" para lograr cualquier objetivo que han manifestado sentir algunos jóvenes vascos es también evidente en la juventud de otros países.

A su juicio, se ha generalizado "un déficit en la cultura de respeto a los derechos humanos entre los jóvenes".

Sin embargo, en Euskadi ese fenómeno tiene "una singularidad por la persistencia del fenómeno de la violencia terrorista que tiene el apoyo de una parte minoritaria de la sociedad".

Iñigo Lamarka ha opinado que "el derecho a la paz es un derecho humano que está intrínsecamente unido a los derechos fundamentales, a la dignidad, a la libertad y a la integridad física y moral".

Así, ha analizado: "en Euskadi tenemos un agujero negro que elimina de cuajo el derecho a la paz, y que destruye vidas y libertades".

Para Lamarka, "resulta terrible y angustioso que haya personas en nuestra sociedad que hayan acumulado tanto odio contra conciudadanos suyos, que lleguen a desear su muerte, a asesinarnos o a celebrar su asesinato a sangre fría".

A su entender, el terrorismo de ETA "no ha sido abordado", desde el punto de vista ético "con la intensidad y la extensión que debiera" y, sin embargo, "es de capital importancia para la regeneración moral de la sociedad vasca" hasta conseguir que "la totalidad de los vascos asuman e interioricen sin reservas que el derecho a la vida y a la libertad, como el resto de derechos fundamentales, deben ser respetados absolutamente".

Sobre la retirada de imágenes o carteles de ETA de las calles del País Vasco, el Ararteko ha confiado en que la aplicación de la Ley de reconocimiento y reparación a las víctimas del terrorismo logre "el máximo consenso político", como ya obtuvo esa norma para su aprobación en el Parlamento vasco.

El Ararteko ha considerado necesario fomentar "la educación en valores de respeto a los derechos humanos desde planteamientos integrales" que "establezcan unos códigos morales construidos mediante consensos amplios en la corresponsabilidad de padres, educadores y poderes públicos".

Pero, ha aclarado, la educación en valores debe extenderse al conjunto de la población vasca y en concreto, ha destacado la importancia de fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, de colectivos con discapacidad o de inmigrantes.

Más noticias en Política y Sociedad