Público
Público

Ares dice que Ordóñez quería criticar a los gobiernos por su programa de reinserción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha dicho hoy que con su cita con el etarra Valentín Lasarte del viernes pasado Consuelo Ordóñez quería "criticar a los dos Gobiernos, el central y el vasco" por su programa de reinserción de terroristas.

Consuelo Ordóñez se reunió el viernes en la prisión alavesa de Zaballa con el etarra Valentín Lasarte, condenado por el asesinato de su hermano, Gregorio Ordóñez, en un encuentro organizado por el Ministerio de Interior dentro del programa de reinserción de terroristas que incluye estas entrevistas entre las víctimas y los autores de los crímenes.

Tras la cita, Ordóñez rechazó este programa de reinserción porque no exige que los condenados colaboren con las autoridades en la resolución de los asesinatos de ETA sin aclarar.

En declaraciones a la COPE, Ares ha recordado que esta política de encuentros de víctimas que "quieren reunirse con los que provocaron el asesinato de su familia tiene un objetivo: que puedan pedir explicaciones a los asesinos, que éstos den explicaciones y puedan pedir perdón, y avanzar en el camino del reencuentro".

"Tenemos que avanzar en el camino de la reinserción de aquellos que quieran alejarse de la violencia", ha insistido.

El consejero ha agregado que estos encuentros "tienen que hacerse desde la discreción, no digo secretos, en absoluto, pero no un circo mediático", y en el caso de Ordóñez, que convocó una rueda de prensa tras su reunión con Lasarte, Ares ha dicho que tiene la sensación de que "quería usar los encuentros para criticar la política de los dos gobiernos, más que para el reencuentro".

Las víctimas del terrorismo, ha agregado Ares, "tienen que tener siempre nuestro cariño y respaldo, pero con la misma claridad hay que decir que las víctimas no marcan la política, que la política la marcan los gobiernos".

Por otra parte, Ares ha dicho una vez más que no tiene ningún dato que le lleve a pensar que puedan volver los atentados terroristas, aunque la Ertzaintza y el resto de policías seguirán "con la guardia alta".

En la misma entrevista ha intervenido la expresidenta del PP vasco, María San Gil, para decir que estaba en desacuerdo con Ares porque, a su juicio, "ETA no está derrotada, está más cerca que nunca de sus objetivos políticos. Es verdad que no matan, pero no han entregado las armas ni colaboran con la justicia".