Público
Público

Argentina dice que no pagará lo que Repsol pide por YPF

Anuncia además que se revisarán las cifras sobre el valor verdadero de la compañía

 

OTR / PRESS

El viceministro de Economía y uno de los interventores de YPF, Axel Kicillof, ha asegurado que 'el Estado argentino no pagará los 10.000 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros) que Repsol demandará a Argentina por la expropiación del 51% en la petrolera.

Además, ha asegurado que revisarán las cifras sobre el valor verdadero de la compañía. 'Estamos en condiciones de decir que los números que hablaban acerca del valor de la compañía, de manera imprudente, van a ser revisados a medida que vayamos conociendo vericuetos e información secreta que la empresa manejaba', indicó Kicillof en su intervención ante el Senado argentino.

El viceministro acusó a Repsol de 'pretender que el precio del petróleo en Argentina tuviera el mismo nivel que en el internacional' y de haber 'retenido y atesorado el combustible' sin extraerlo, para mantener sus valores altos. Kicillof aseguró que, según el criterio del Gobierno argentino, el precio de los combustibles son los costos reales de una empresa, y subrayó que YPF, aun después de la administración española de Repsol, sigue siendo el actor clave'. 'Que ningún payaso venga a decir que la empresa no tenga importancia', añadió al respecto.

Así, el dirigente fundamentó la decisión de expropiación en el hecho de que no se puede dejar el control estratégico 'en manos de quien no confió en Argentina' y sostuvo que Repsol 'ha tenido beneficios extraordinriamente grandes', al tiempo que afirmó que 'nadie puede decir se le está sacando algo que era suyo'.

Además, añadió en su alegato de defensa de la decisión de expropiar YPF que el Gobierno 'no puede darse el lujo de esperar a que el Repsol se siente a discutir qué va a hacer con el gas, con el petróleo y el precio de los combustibles'.

Así, Kicillof garantizó que el Gobierno argentino va a asegurar la rentabilidad de YPF, 'pero con tarifas que quiebren a las empresas', y citó a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, cuando usó la palabra 'extorsión' porque Repsol 'decía que no te abastecía si no subías el precio'.

Más noticias