Público
Público

Arranca el suplicatorio contra Merino

La Mesa del Congreso tramita hoy la solicitud del Supremo para investigar al diputado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La trama Gürtel pondrá hoy por primera vez el pie en el Congreso de los Diputados. Una semana después de que el PP alentara en la Cámara la teoría de la persecución contra sus militantes, la principal trama de corrupción que afecta al partido vuelve a la sede parlamentaria, esta vez en forma de petición judicial.

La Mesa aprovechará su primera reunión del periodo ordinario para tramitar el suplicatorio solicitado a principios de agosto por el Tribunal Supremo para retirar a Jesús Merino su inmunidad parlamentaria. Igual que el senador Luis Bárcenas, Merino fue suspendido por el PP de militancia y apartado de sus funciones de forma temporal, pero no renunció a su acta de diputado, por lo que continúa siendo imprescindible completar el suplicatorio para poder juzgarlo.

Aunque la votación es secreta, el PP ha anunciado que apoyará la petición

No es previsible que la solicitud encuentre ninguna oposición en el máximo órgano del Congreso, por lo que será trasladada, en un periodo máximo de cinco días, a la Comisión del Estatuto del Diputado.

Será éste el órgano que estudie la documentación remitida por el Supremo y que permanece en la caja fuerte de la Cámara desde hace casi un mes. Para tomar una decisión, además de analizar la documentación y los indicios de delito remitidos por el Alto Tribunal, los miembros de la comisión deben dar audiencia al interesado. Será Merino quien elija entre comparecer en persona para defenderse o presentar sus alegaciones por escrito.

El Supremo cree que Merino pudo cometer cohecho y fraude fiscal

El proceso no podrá durar más de 30 días, periodo tras el cual la comisión elevará su propuesta para que sea votada en el primer Pleno ordinario que se celebre. Dado que no esta previsto ninguno durante la primera semana de octubre, la votación definitiva podría tener lugar durante la segunda semana del próximo mes. Será a puerta cerrada y protegida por el secreto que ampara a todas las decisiones de la Comisión del Estatuto del Diputado. Fuentes del PP confirman, sin embargo, que sus diputados votarán a favor, lo que garantiza que obtenga el respaldo de la práctica totalidad de la Cámara.

A partir de ese momento, el presidente del Congreso, José Bono, dispone de ocho días para comunicar al Supremo el beneplácito del Pleno. Será entonces cuando Merino se deba enfrentar a los cargos de cohecho y fraude fiscal que le imputa el tribunal.

Cuando recibió la solicitud, José Bono ya advirtió que 'un suplicatorio no significa una condena'. 'La presunción de inocencia de los ciudadanos imputados y no condenados también abarca a los diputados', recordó.

Aunque en las últimas dos legislaturas no ha habido ninguna solicitud, la Cámara Baja ha resuelto desde 1977 suplicatorios judiciales contra 42 de sus diputados, algunos de ellos requeridos en varias ocasiones. 24 perdieron su inmunidad. Otros 42 fueron tramitados en el Senado, de los que 25 se concedieron. Precisamente, la Cámara Alta deberá afrontar en breve el mismo proceso que el Congreso para facilitar el procesamiento del ex tesorero conservador, el senador Luis Bárcenas.

 

Más noticias en Política y Sociedad