Público
Público

Artemanía abre su 30ª edición con piezas únicas para afrontar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Artemanía, la feria de arte y antigüedades que se celebra dos veces al año en Madrid, celebra su trigésima edición con un total de 26 stands, que expondrán más piezas únicas de lo habitual, tal y como suelen hacer en momentos de crisis económica, según han explicado algunos de los expositores.

Desde hoy y hasta el 6 de abril, se podrán admirar y comprar piezas de galeristas nacionales e internacionales desde 50 euros hasta "cifras desconocidas", según han afirmado hoy fuentes de la organización, que han restado importancia a la reducción del número de expositores respecto a otras ediciones, y que achacan a la coincidencia en fechas con Almoneda (Madrid) y Anticuario (Barcelona).

Las esculturas de Jorge Oteiza son algunas de las piezas más destacadas en Artemanía para Ernesto, de la galería Lorenart, que ha traído algunas de las llamadas cajas metafísicas del artista vasco, así como sus importantes obras "Homenaje al caserío vasco" y "Homenaje a San Francisco Javier".

"Oteiza no vendía ninguna obra, las regalaba a sus amigos", ha comentado Ernesto, que también espera vender un cuadro de Manolo Valdés, de su serie de "Reinas", con un precio de 310.000 euros, ya que este artista valenciano está tan cotizado como Barceló, ha añadido.

Otra pieza maestra es el cuadro "El triunfo de San Miguel", de Luca Giordano, de gran formato, que puede verse o comprarse en el stand de Javier Jiménez; y la tabla toledana del siglo XVI "Anunciación", de Juan Correa de Vivar, en Miguel Espel.

Este último galerista ofrece también una "Metamorfosis de Ovidio" de Picasso, de treinta cuadros, con un precio de 110.000 euros, u ocho platos de la suite "Toros" del artista malagueño por 100.000 euros.

Para los amantes de los muebles Art Decó, el británico Patrick Moore expone una mesa despacho de madera de roble y palisandro y tapete de piel de pitón por 12.000 euros, que es una "bella muestra del verdadero Decó, cuando se utilizaban los mejores materiales para reproducir la época de Luis XVI a través de diseños modernos", ha subrayado.

Moore también ofrece un escritorio inglés con influencia holandesa de 1680 por 26.000 euros, realizado en marquetería "tipo algas" y que se conserva en "condiciones extraordinarias".

Entre las piezas más anecdóticas que se descubrirán en Artemanía se encuentra un conjunto de sillas y mesa portátiles de 1890, creadas en metal y pergamino por Bugatti, un hermano del famoso fabricante de coches, y que puede comprarse en Aroya Antigüedades.

El arte africano tiene su espacio en el stand de Raquel Montagut, quien ha dicho que nunca compra en África "porque no queda nada auténtico", sino entre coleccionistas europeos y norteamericanos. A Madrid ha traído la pieza más cara de las que ha comprado en sus veinte años de marchante: una cariátide doble de la etnia "Luba", del Congo, con un precio de 65.000 euros.