Público
Público

El asesino confeso de Marta del Castillo se niega a declarar y la novia de su hermano dice que no oyó "nada"

EFE

El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, se ha negado hoy a declarar en el juicio contra el menor de edad acusado de la violación y asesinato, por lo que el juez solo ha escuchado a María García, novia de su hermano, quien ha afirmado que no oyó nada y que "allí no hubo nada".

Carcaño, que fue trasladado al Juzgado de Menores desde la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), no cruzó miradas con el acusado Javier G.M., apodado "El Cuco", de 15 años cuando supuestamente violó a Marta, y tampoco miró la pantalla cuando el juez ordenó reproducir un vídeo con la reconstrucción de los hechos.

El fiscal, el abogado de los padres de Marta y la defensa consignaron por escrito las preguntas que pensaban hacer a los testigos, entre ellos la de dónde se encuentra el cuerpo de la víctima, han informado a la prensa abogados presentes en el juicio, que se celebra a puerta cerrada.

Al término de la sesión, el padre de Marta, Antonio del Castillo, ha lamentado ante los periodistas este silencio, que "era el cartucho que tenía en este juicio para encontrar a mi hija".

También ha opinado que "la posición de 'El Cuco' está cambiando, ya no está tan fuerte" porque "se están echando abajo muchas cosas".

El juicio debía escuchar hoy como testigos al asesino confeso, a su amigo Samuel Benítez, acusado de ayudarle a deshacerse del cuerpo de Marta, y a Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño, que se han acogido a su derecho a no declarar porque están procesados en el futuro juicio ante un tribunal de adultos.

El letrado de Samuel, Manuel Caballero, ha asegurado a Efe que la indefensión deriva de que los abogados, aunque han estado presentes, no podían preguntar o repreguntar e incluso a su cliente solo le han leído sus declaraciones a la Policía y no en el juzgado, donde se retractó de su primera confesión.

José Manuel Carrión, defensor de Delgado, ha asegurado que su cliente ha proclamado su inocencia, se ha ratificado en sus declaraciones previas ante el juez de instrucción y ha anunciado que declarará cuando sea juzgado, "asistido por su letrado y con todas las garantías".

La única testigo y acusada que ha declarado ha sido María García, novia de Delgado, quien ha reiterado que la noche del crimen, el 24 de enero de 2009, estuvo estudiando desde la medianoche en el piso de la calle León XIII de Sevilla donde murió Marta hasta que se acostó y que no oyó nada porque "allí no hubo nada".

El fiscal ha hecho constar su protesta porque entiende que el juez no debió permitir que los acusados no declarasen sino que debió obligarles a contestar las preguntas que no fueran perjudiciales para ellos en su futuro juicio.

Fuentes de la Fiscalía han comentado a los periodistas que las dos primeras jornadas de la vista están demostrando que el menor acusado "tuvo alguna participación en la desaparición de Marta".

La jornada de hoy se ha completado con el testimonio de la jefe del Grupo de Menores (GRUME) de la Policía que investigó la muerte de Marta, quien ha explicado que los investigadores se decantaron enseguida por una "desaparición forzada" de la adolescente y por la implicación de Carcaño como última persona que la vio con vida.

Más noticias