Público
Público

El Athletic empieza a preparar un choque ante el Depor que se presume vital

EFE

El Athletic Club comienza a preparar ya desde hoy, lunes, su próximo compromiso liguero, un partido frente el Deportivo, el domingo en San Mamés, que se le presenta vital ante su situación en la clasificación y el calendario que se le avecina.

El equipo rojiblanco acometerá ese encuentro duodécimo en la tabla, pero con solo uno y dos puntos de ventaja sobre el décimo octavo y el décimo noveno, por lo que, una combinación de resultados en su contra podría hacerle caer a los puestos de descenso.

Si así ocurriera, el conjunto bilbaíno volvería a verse en la angustiosa situación vivida en las dos temporadas anteriores, en la que se mantuvo desde principio a fin luchando por la permanencia.

Esa sombría perspectiva en caso de derrota frente a los de Miguel Ángel Lotina se agrava aún más teniendo en cuenta que el calendario le depara a continuación dos enfrentamientos contra candidatos al título, primero con el Valencia en Mestalla y después con el Real Madrid en 'La Catedral'.

Ante el panorama que se le presenta, el triunfo ante el Deportivo se antoja vital para los de Joaquín Caparrós, cuyo objetivo esta temporada no va más allá de olvidar los dos últimos años vividos e ilusionarse con el proyecto, más a medio y largo plazo que a corto, con el sevillano en el banquillo.

El Athletic recibirá al Depor con una baja más que sensible, la de su jugador más destacado en lo que va de curso, el portero Gorka Iraizoz, al que una lesión muscular le impedirá estar disponible hasta el 2008.

Esa ausencia conllevará, casi seguro, la titularidad de Dani Aranzubia, quien ha compartido la meta bilbaína con Iñaki Lafuente en los últimos años.

El riojano regresará al once inicial curiosamente en un choque que quizás sea el de peor recuerdo para él, ya que en sendos Athletic-Depor vivió dos de los peores momentos de su carrera.

Hace dos temporadas, con Javier Clemente de entrenador, Aranzubia perdió la titularidad tras recibir un gol por entre las piernas de Arizmendi en la visita del equipo coruñés a Bilbao.

Una temporada después, otro tanto que le dejó en mal lugar, un disparo de Riki a balón parado sin aparente peligro, provocó negras perspectivas sobre su futuro como titular.

No obstante, el devenir de las cosas le ha dado a Aranzubia, que desestimó en verano fichar por el Zaragoza, la oportunidad de resarcirse de tan malos momentos.

Como también se le presenta a otro compañero suyo, Fran Yeste, la posibilidad de olvidarse el domingo de pasados sufrimientos, en su caso la interminable fase de recuperación de la operación de pubis a la que fue sometido en verano, con recaída incluida.

El de Basauri, largamente esperado por la afición de San Mamés, ya demostró el pasado martes en Alicante la gran ayuda que puede ofrecer a sus compañeros.

Cogiendo la responsabilidad de dirigir el juego de su equipo y con la ayuda de su antaño inseparable Asier del Horno, Yeste equilibró una eliminatoria copera contra el Hércules que se le había puesto muy cuesta arriba a su equipo.

Como también se le puso complicada la liga al equipo vasco después de la derrota en el Lluis Companys de la última jornada, certificada con una acción propia de los peores tiempos del 'bienio negro' que el Athletic no acaba de olvidar, un tanto en propia meta sobre la hora de Aitor Ocio al despejar un balón sin apenas peligro.

Más noticias