Público
Público

Los atuneros piden militares en sus buques para repeler los ataques piratas

EFE

La Organización de Productores Atuneros Congeladores (OPAC) han reclamado hoy al Gobierno que equipare el sistema de defensa de los buques pesqueros españoles que faenan en el Índico al de Francia, de manera que en ellos embarquen infantes de la Marina para protegerles ante posibles ataques de piratas.

Así lo ha pedido el director gerente de la OPAC, Julio Morón, que hoy ha asistido al pleno del Congreso en el que se ha debatido una moción consecuencia de una interpelación del PNV sobre la seguridad de la flota pesquera atunera que faena en aguas internacionales del Índico.

El representante de los atuneros ha declarado, antes del pleno, que el sistema de seguridad francés es "mucho más eficaz" que el español, por lo que ha pedido que se acabe con este "agravio comparativo" y se permita embarcar a militares.

Un militar es, bajo su punto de vista, un profesional más eficaz a la hora de repeler un ataque y sabe convivir en un entorno "complicado" como es un barco.

Tendría, además, la cobertura legal del Gobierno y atendería a un protocolo de actuación ordenado por la autoridad militar, por lo que ha señalado que no debería someterse a las órdenes del capitán del buque.

"Nos hemos asesorado, y la Ley de Defensa Nacional lo permite perfectamente", ha insistido Morón, preguntado por si habría conflictos sobre a qué autoridad debería obedecer el militar.

La actual ley de seguridad privada, en cambio, no permite el embarque del armamento que se necesita para luchar contra los piratas, puesto que aunque un vigilante jurado pueda llevar carabinas o rifles de caza, esto no es suficiente para combatir a atacantes con bazocas o metralletas; sería "una temeridad", ha dicho.

Para Morón, por tanto, no se trata de una cuestión de legalidad, sino de "voluntad política".

El representante de los atuneros ha asegurado que los barcos de bandera española están sufriendo intentos de ataque que "se han calificado por desgracia de manera un tanto malintencionada por parte del Ministerio de Defensa como falsas alarmas".

Más noticias