Público
Público

Aumenta el escepticismo sobre la idoneidad de Blair como presidente de la UE

EFE

Conforme pasan las semanas aumenta el escepticismo sobre la idoneidad del ex primer ministro británico Tony Blair para presidir la Unión Europea una vez que la República Checa ratifique, como único país que falta, el tratado de Lisboa.

Así lo señala hoy el diario "The Times", que ha analizado la posición de los distintos países y los ha clasificado de acuerdo con la intensidad de su apoyo o rechazo al ex líder laborista.

Según "The Times", Blair sólo podría contar con un "sí" firme de tres países: el Reino Unido, la vecina Irlanda y la Italia de Silvio Berlusconi.

El frente del rechazo total lo integran, por el contrario, tres países pequeños: Austria, Bélgica y Luxemburgo.

El primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, ha dicho públicamente que Blair hizo en su día muy poco por aproximar a su siempre euroescéptico país a Bruselas.

A preguntas de la televisión flamenca, el jefe del gobierno belga Herman Van Rompuy respondió: "No hemos olvidado", en clara alusión al veto de Blair al ex primer ministro belga Guy Verhofstadt, que aspiraba hace cinco años a presidir la Comisión Europea.

Para el canciller federal de Austria, Werner Faymann, socialdemócrata, Blair no sería la persona más adecuada para el cargo por su proximidad al ex presidente norteamericano George W. Bush mientras ocupó el poder.

Hay otros ocho países que, según la encuesta de "The Times", apoyarían aunque sin entusiasmo a Tony Blair si presentase su candidatura: España, Francia, Portugal, Dinamarca, Estonia, Lituania, Hungría y Eslovenia.

Esta semana, sin embargo, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pareció distanciarse de Blair al reconocer públicamente que algunos países de la UE quieren que su presidente proceda de un país del euro.

Otro tema de debate al que se refirió Sarkozy en una entrevista con "Le Figaro" es si el presidente de la UE debe ser una personalidad "carismática y fuerte" o "alguien capaz de suscitar consenso y que organice la agenda de trabajo".

"Personalmente creo en una Europa que sea políticamente fuerte y a la que encarne una persona, pero el hecho de que Gran Bretaña no está en la zona de la moneda única es un problema", dijo Sarkozy.

Según "The Times", tres países - Alemania, Polonia y Suecia- no están convencidos con una futura presidencia de Tony Blair.

Polonia se opondrá, según el periódico, entre otras razones, porque tiene el ojo puesto en asumir en 2011 su turno de la presidencia rotatoria, puesto que coexistirá con el de nueva creación y cuyo título oficial es el de presidente del Consejo Europeo.

Los países considerados neutrales - es decir que podrían aceptar a Blair o a algún otro candidato, son Holanda, Finlandia, Grecia, la República Checa, Letonia, Eslovaquia, Bulgari, Rumanía, Chipre y Malta.

Una de las voces que más han de contar es la de la canciller federal alemana, Angela Markel, quien ha estado últimamente muy ocupada en formar su nuevo gobierno tras el cambio de alianza y su acuerdo con los liberales, y cuya posición no está aún del todo claro.

Según "The Times", al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, le corresponde también un papel importante ya que es uno de los líderes más destacados de la izquierda europea.

Zapatero favorece en principio a Blair, pero ha dado a entender que apoyaría a su correligionario Felipe González si éste presentase su candidatura, dice el periódico.

Los partidarios de Blair están al mismo tiempo perplejos por los recelos de algunos de los pequeños países, que creen que el ex líder de un país importante como es el británico no les haría demasiado caso, cuando el ex primer ministro fue precisamente uno de los paladines de la última ampliación.

En su propio país, el Reino Unido, y pese al apoyo del primer ministro, Gordon Brown, Blair es un político que cuenta con muchos oponentes, tanto en la derecha como en la izquierda, por su defensa a ultranza de la guerra de Irak y su claro alineamiento con Bush en ese y otros temas.

Más noticias de Política y Sociedad