Público
Público

Aunque la obesidad aumenta, la presión sanguínea infantil disminuye en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

La obesidad infantil crecióentre las décadas de 1970 y 1990, pero los valores de la presiónsanguínea de los niños no siguieron la misma tendencia enEstados Unidos.

Un equipo de los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés)halló que mientras que la tasa de obesidad infantil de Luisianase triplicó entre 1974 y 1993, la presión sanguínea de los niñosmejoró levemente.

Entre los casi 11.500 niños y adolescentes evaluados en esos20 años, la tasa de obesidad aumentó del 6 al 17 por ciento,pero sus valores de presión de mantuvieron estables.

Y muchos menos niños que lo esperado eran hipertensos en1993: un 4 por ciento de los varones y un 6 por ciento de lasmujeres, comparado con el 6 y el 8 por ciento, respectivamente,en 1974.

Pero eso no significa que la obesidad sea inocua para losniños, aclaró el doctor David S. Freedman, de la División deNutrición, Actividad Física y Obesidad de los CDC. "Es posibleque el problema más grande sea que los niños obesos seránadultos obesos", dijo.

Estudios previos habían demostrado que el 75 por ciento deesos niños se vuelven adultos obesos. Y en ese momento, laenfermedad aumenta el riesgo de desarrollar trastornos crónicos,como la diabetes tipo 2, la enfermedad cardíaca o la artritis.

LA ALTURA ASOCIADA CON LA PRESIÓN

En Estados Unidos, la obesidad en los niños y los adultostuvo su mayor crecimiento entre los años 70 y 90, explicóFreedman. Desde entonces, la tendencia se estabilizó: en losadolescentes, por ejemplo, la tasa de obesidad fue del 18-20 porciento entre 1999 y el 2008, según otro estudio reciente de losCDC.

En general, la presión tiende a aumentar junto con el índicede masa corporal (IMC). Pero estudios previos no habían logradodefinir si eso también ocurre en los niños. Es que, como explicóFreedman, la altura influye mucho más que el peso en la presióninfantil.

"Este estudio nos dice que no necesariamente tendríamos queasumir que el aumento de la obesidad infantil estará asociadacon la variación de cada factor de riesgo", indicó Freedman.

¿MEJOR NUTRICIÓN?

Entonces, ¿por qué la presión no aumentó con el peso en losniños? Freedman consideró que el estudio, publicado en larevista Pediatrics, no lo responde.

El experto explicó que, en teoría, eso podría estar asociadocon cambios positivos en la nutrición infantil temprana,incluido el aumento de la lactancia materna. Pero esto aún noestá demostrado.

Un área en la que el panorama no mejora es la diabetes tipo2. Hace un mes, los CDC hallaron que la prevalencia de ladiabetes tipo 2, como de la prediabetes, en los adolescentes deEstados Unidos aumentó del 9 por ciento en 1999-2000 al 23 porciento en el 2007-2008.

La diabetes tipo 2 está muy asociada con la obesidad. Peroel aumento de la diabetes adolescente ocurrió mientras la tasade obesidad se mantenía estable. Los investigadores de los CDCno estaban seguros de los motivos. Pero dijeron que loimportante para los padres y los niños sigue siendo lo mismo: laalimentación equilibrada y el ejercicio habitual.

La Comisión Especial de Servicios Preventivos de EstadosUnidos (USPSTF, por su nombre en inglés) recomienda controlar elpeso de los niños mayores de 6 años. Si un niño tiene sobrepeso,los pediatras deberían ofrecerle a sus familias orientaciónconductual o derivarlos a quien pueda ofrecerle ese servicio.

FUENTE: Pediatrics, online 4 de junio del 2012