Público
Público

Los avances científicos de España peligran con los recortes, según el Nobel Roald Hoffman

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Roald Hoffman, Premio Nobel de Química en 1981, ha opinado hoy que los recortes en las inversiones para la investigación hacen "peligrar" los avances científicos logrados por España donde, a su juicio, "se han hecho cosas realmente muy importantes" en este ámbito en los últimos años.

Hoffman visita estos días Euskadi invitado por el grupo Euskampus, que integran la Universidad del País Vasco, la corporación Tecnalia Research & Inovation y el Donostia International Physics Center, y por el centro cultural Alhóndiga Bilbao, donde mañana pronunciará una conferencia.

En una entrevista concedida a Efe, el Premio Nobel estadounidense de origen polaco ha recordado que "la ciencia española ha evolucionado y ha crecido mucho". "Pero lo ha hecho de verdad", ha recalcado, no de la forma "artificial" en que lo hicieron "los chalets y los edificios" al calor de la burbuja inmobiliaria.

"En España hay científicos que han hecho cosas realmente muy importantes durante este período y eso está ahora en peligro", ha insistido el prestigioso químico, quien ha desvelado que conoce la "trayectoria" investigadora de nuestro país porque lo ha visitado en varias ocasiones desde 1970 y ha tenido tres colaboradores españoles.

Por este motivo, ha opinado que nuestros "gobernantes" deberían tomar "ejemplo" de lo que hicieron los mandatarios japoneses durante la crisis que sufrió el país asiático "a partir de 1990 y durante más de diez años", en los que "decidieron no sólo mantener el gasto en ciencia sino aumentarlo".

Ha explicado que los gobernantes japoneses fueron "conscientes" entonces "de que cualquier progreso tiene una componente científica muy importante que si no se mantiene a largo plazo tiene efectos en todo lo demás" y lo que se consigue "es consolidar el declive".

En un plano más centrado en la química, Hoffmann ha anunciado que en los próximos años se producirán nuevos avances en este ámbito, en el que veremos detergentes cada vez más "eficaces, rápidos" y respetuosos con el medio ambiente y dispondremos de "agentes" que preservarán mejor los alimentos y con una menor necesidad de frío para su conservación.

En su opinión, los ordenadores se construirán con nuevos materiales orgánicos, basados en el carbono y menos pesados, y será posible capturar eficazmente el CO2 de la atmósfera, si bien el "problema" de la energía limpia tardará todavía más tiempo, hasta que no se encuentre una forma de utilizar directamente el poder del sol.

Respecto a la dimensión religiosa de la ciencia, Hoffmann ha considerado que se trata de "mundos separados" y por ello ha lamentado las posiciones de algunos investigadores que se han mostrado como "ateos militantes" y que, a su entender, "están un poco locos porque van demasiado lejos".

"A esa gente les falta un elemento clave en la ciencia que es la observación, y yo he observado que todos los pueblos del mundo han desarrollado religiones. No hay un solo Dios porque toma muchas manifestaciones", ha concluido.