Público
Público

Una avería mecánica causó el incendio del autobús que llevaba de excursión a unos escolares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una avería técnica o mecánica ha sido la causante del incendio que ha quemado hoy en una vía de servicio de la A-2, a su paso por Guadalajara, un autobús que llevaba a 33 estudiantes de un instituto de Almodóvar del Río (Córdoba) a disfrutar de una excursión de fin de curso en el Pirineo catalán.

Así lo ha confirmado a EFE el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Juan Pablo Herranz, tras ser informado por la Guardia Civil y la Policía Nacional del accidente sufrido por el autocar de la empresa "Linesur" en el que viajaban 33 estudiantes de 16 y 17 años y dos profesoras del Instituto Cárbula, que han resultado ilesos en el accidente.

La excursión ha quedado suspendida y tanto los estudiantes como las profesoras, que han sido trasladados a Madrid en autobús, se encuentran ya en el AVE de regreso a Córdoba.

La agencia que había organizado el viaje se ha comprometido a organizar otro similar en los próximos días, según ha indicado a EFE la profesora Ángela Álvarez, que ha señalado que han pasado momentos de "miedo y tensión" al ver las grandes llamas y el humo que produjo el incendio del autobús.

A pesar de ello, sólo una chica tuvo que ser atendida al sufrir una crisis de ansiedad.

Los jóvenes y sus profesoras, que tienen previsto llegar a Córdoba en el AVE en torno a las 19:45 horas, iban a pasar una semana en el Pirineo catalán, donde tenían previsto practicar el esquí y disfrutar de la nieve, y también ir al parque de Port Aventura y a un balneario.

El autobús que transportaba a los estudiantes del Instituto Cárbula, de Almodóvar del Río (Córdoba), salieron esta mañana a las 5:30 horas, pero a las 12:45 horas el autocar tuvo que parar en la vía de servicio que hay en el kilómetro 61 de la A-2 (Madrid-Barcelona), en el barrio de Taracena de Guadalajara, al notar su conductor que no funcionaba bien.

Mateo Martín, conductor del autobús, explicó esta mañana que antes ya había parado para echar agua al radiador y Ángela Álvarez, una de las dos profesoras que viajaba junto a los jóvenes, indicó a Efe que algunos de los chicos ya habían notado que el autocar hacía un ruido extraño.

Tras parar en la vía de servicio, notaron un fuerte olor a quemado y los estudiantes empezaron a bajar del autobús.