Público
Público

La ayuda europea a la banca española no convence y la prima sube a 530 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo de España sumaba diez puntos básicos en lo que va de sesión y alcanzaba a las 10,40 horas los 530, después de que el rendimiento del bono hispano subiera al 6,659 %, sin que la ayuda de Europa para que España sanee su sector financiero convenza del todo al mercado.

La línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros concedida el sábado a España por los ministros de Finanzas de la zona del euro para recapitalizar el sector financiero sigue sembrando dudas entre los inversores, que echan en falta más detalles de la operación.

El director mundial de inversiones de renta variable de Fidelity, Dominic Rossi, explica que en lugar de separar los problemas de la banca de los problemas soberanos, lo que hace esta ayuda es juntarlos más.

Mientras los mercados de renta variable subieron en respuesta al anuncio del rescate, prosigue Rossi, el mercado de renta fija gubernamental ha reconocido rápidamente que la ayuda añade presión al riesgo soberano, lo cual se ha reflejado en la subida de los rendimientos de la deuda española a 10 años.

Además, esta inyección de capital ha de ir a través de las cuentas nacionales españolas, lo cual significa en realidad que el Gobierno se halla "atrapado", ya que añade 100.000 millones de euros, o cualquiera que sea la cantidad final, al nivel actual de deuda pública española.

Pese a que la rentabilidad del bono alemán a diez años también subía a lo largo de la jornada, hasta alcanzar el 1,361 %, la subida de la rentabilidad del bono español era más acusada y se situaba cerca de su máximo intradía, que alcanzó el pasado 25 de noviembre el 6,698 %.

Tal y como señala el departamento de análisis de Bankinter, el foco empieza a dirigirse hacia Italia, único país de la zona del euro, junto con España, que veía como su riesgo país se ensanchaba en lo que va de sesión.

El sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda soberana italiana pasaba de 471 a 479 puntos básicos, en tanto que la de Portugal caía a 924 desde los 968 precedentes, y la de Grecia, pasaba de 2.764 a 2.755.