Público
Público

El Ayuntamiento de Barcelona precinta 'Can Vies' por no tener de licencia de obras

Cinco agentes de movilidad cierran el edificio con varios activistas dentro en una "operación relámpago". El centro estaba siendo reconstruido después de que el consistorio intentara derribarlo en mayo del año pasado.

Sección derribada de Can Vies

PÚBLICO

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a la carga contra el Centro Social Autogestionado de Can Vies. Cinco agentes de la guardia urbana se han personado esta tarde en el centro social y han precintado el recinto. El consistorio ordenó ya en otoño el cese de las obras en de reconstrucción del centro, que se encuentra en una parcela de propiedad municipal. 

El centro estaba siendo reconstruido después de que el consistorio intentara derribarlo en mayo del año pasado. Los integrantes del centro social tenían hasta el pasado 16 de diciembre para tramitar una licencia de obras o parar las labores de reconstrucción. La gente de Can Vies hizo caso omiso a esta instrucción del ayuntamiento, que este jueves cumplió con su amenaza de cerrar el recinto. 

Gente del barrio de Sants presente en el momento del cierre asegura que la policía ha llevado a cabo una "operación relámpago" por miedo a cualquier tipo de respuesta por parte de los vecinos. Este temor se debe a que la 'Can Vies' demostró durante los intentos de demolición del año pasado tener un gran poder de convocatoria. Los vecinos aseguran que varios furgones de antidisturbios vigilaban en la distancia, a unos 500 metros, que no hubiera complicaciones

El recinto que acoge el CSA Can Vies ha sido precintado con varios activistas dentro. Las personas que se encontraban dentro se han enterado de la visita de los agentes de movilidad al salir del edificio. Al abrir la puerta, los activistas han roto el precinto.

Tras la actuación del consistorio, la gente de 'Can Vies' ha convocado una protesta que ha conseguido sacar a las calles de Sants a cientos de personas. Con el hashtag #CanViesNoEsPrecinta, los promotores de esta concentración han conseguido en pocas horas provocar la respuesta de un vecindario que siente Can Vies como parte de su patrimonio.

Más noticias