Público
Público

El Ayuntamiento de Ibiza mantiene una exposición que contiene imágenes ofensivas según el Obispado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ibiza 20 sep (EFE).- El Ayuntamiento de Ibiza mantendrá abierta al público hasta el próximo día 30, como estaba previsto, la exposición en la antigua iglesia de Santa María de Gracia que, según el Obispado de la isla, contiene obras con imágenes ofensivas para los católicos.

Por su lado, el Obispado afirmó que estudia todas las opciones y que no descarta rescindir el convenio de cesión de la citada iglesia, conocida popularmente como de L'Hospitalet, que desde hace diez años sirve de centro de exposiciones a la Fundación del Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, dependiente del Consistorio.

Los tres "collages" de la discordia que contiene la exposición, realizados por el artista holandés Ivo Hendriks con recortes de revistas, muestran fotografías en las que aparecen Jesucristo, el difunto Papa Juan Pablo II sodomizado y escenas de la iconografía católica mezclada con escenas de sexo homosexual.

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa del municipio, Lourdes Costa, señaló que el Consistorio no ha entrado a evaluar "de manera subjetiva las obras de ninguna exposición".

"Las instituciones no deben entrar a juzgar el contenido de las expresiones artísticas ni literarias. Defendemos la libertad de expresión y la libertad de creación hasta las últimas consecuencias, apuntó la primera edil.

"Como institución mantenemos la defensa de la libertad de expresión. No entraremos a censurar ni antes ni después las manifestaciones artísticas. Igual que no voy a una Biblioteca y arranco las hojas que supuestamente son ofensivas a determinadas comunidades, tampoco censuraremos previamente ninguna expresión artística", argumentó.

Sobre la polémica suscitada, dijo: "Es un discurso bastante anacrónico que no tiene sentido en este momento", concluyó.

Por su parte, el delegado de Comunicación del Obispado de Ibiza, Josep Lluis Mollá, aseguró "se llegará hasta el final en esta actuación" si el Consistorio no retira las obras polémicas y pide públicamente disculpas.

Para Mollá, cuando se supera el límite y se ataca al honor de una persona, "ya no es arte".

Aun así, Mollá reconoció que se ha abierto una línea de diálogo entre las instituciones para resolver la polémica originada a raíz de estas imágenes de la polémica.

Más noticias en Política y Sociedad